HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Este es el licor que mata a la gente

Para nadie es un secreto que diciembre es, para muchos, sinónimo de baile, música y alcohol, por lo que las autoridades piden a los ciudadanos disfrutar de estas festividades con precaución. 

Esta semana, el Ministerio de Salud dio a conocer un reporte en el que muestra que en los primeros días de diciembre se han intoxicado 15 personas por consumo de licores adulterados.

Aunque varios de estos salieron ilesos, siete de ellos no tuvieron la misma suerte y perdieron la vida luego de consumir un trago en específico: el famoso Rey de Reyes.

Debido a su bajo costo en algunos lugares de la capital, este aperitivo de aguardiente es muy buscado para su comercialización. De acuerdo, a la investigación de la Secretaría de Salud de Bogotá contiene altos grados de metanol, un componente químico que no es apto para el consumo humano y que puede generar ceguera, estado de coma y, como en estos casos, fallas respiratorias y la muerte.

Muchos se preguntarán de dónde salió el Rey de Reyes, pues su nombre no les es familiar, sin embargo, el medio de comunicación El Tiempo consultó a algunos comerciantes de licores del centro de la ciudad y contaron que esta es una bebida que circula en el “mercado negro del sector, que no se encuentra en todos lados y que es comercializada, por lo general, en las calles por los famosos revendedores. Uno de ellos señaló que era de preparación artesanal y que se hacía en las casas”.

Según la fuente, el Rey de Reyes, que según su etiqueta es elaborado y envasado por una empresa llamada Vinicola Los Reyes Ltda, se vende como un aperitivo de aguardiente o ron, en presentación de 357 mililitros con una concentración de 19,5 por ciento de alcohol y tiene un costo que varía entre los 10.000 y los 20.000. “dependiendo de quien lo venda y a quien se lo vendan. Incluso, muchos habitantes de calle lo compran hasta por 7.000 pesos”, señaló.

El medio también buscó uno de los lugares, donde se producen estos licores, que según las autoridades están adulterados, y el mapa arrojó que es en una vivienda ubicada en la localidad de Kennedy en la Calle 36 A Sur, sin embargo, al intentar comunicarse con la empresa en los números que aparecen en su descripción, no hubo respuesta.

Cabe mencionar que esta no es la primera vez que el Rey de Reyes afecta a los colombianos, pues desde el 2020 las autoridades ya venían incautando varias unidades de este líquido, que no cuenta con el aval del Invima.

En el sector de Patio Bonito y María Paz, en Kennedy; quedan las bodegas donde se ha hallado la mayor cantidad de este licor.

30 LOS MUERTOS 

Ya son 30 personas las que han fallecido por consumir licor adulterado en lo que va de diciembre en Bogotá y Soacha. El pasado miércoles se conoció el caso de dos víctimas que ingirieron licor adulterado con metanol.

El secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez, afirmó que, “son tres las marcas que hemos identificadas con presencia de metanol: ‘Rey de Reyes’, ‘Cabañita’ y ‘Old John’. Son licores de muy bajo precio que se comercializan de manera irregular y que cuentan con metanol, un alcohol altamente tóxico de carácter industrial”.

Daniel Rico, director de C-Análisis, empresa que ha realizado varios estudios sobre la adulteración de licores, medicamentos y alimentos en el país, para conocer detalles de los alcances en el daño a la salud de las personas producto del consumo de licor adulterado.

Frente a los casos ocurridos en los últimos días, manifestó que, “Tuvimos un desenlace muy negativo en estos días debido a un tipo especial de adulteración, estamos inundados de licor adulterado en el país. Hay diferentes calidades y solo reaccionamos a estos casos cuando hay un resultado fatal y sin reconocer que hay toda una red criminal detrás de este negocio”.

¿Cómo reconocer el licor adulterado? 

Para el experto hay ciertas señales que pueden ayudar a detectar el licor adulterado, aunque advierte que una vez envasado y puesto a la venta es muy difícil identificarlo.

“Es muy difícil reconocer el licor adulterado, pero los precios bajos en lugares de diversión, o la venta sin etiquetas son algunos indicadores, hay que tener responsabilidad a la hora de adquirir estos productos. El código QR y la numeración en las marquillas pueden darnos información precisa del licor que vamos a consumir, es importante el autocontrol”, explicó.

¿Cuál es la responsabilidad de las autoridades? 

Para el experto, es claro que hay diferentes factores que inciden en la falta de control para el ingreso y la fabricación de licor adulterado en el país, entre ellos las pocas herramientas con las que pueden contar las autoridades para ejercer los controles.

“Hay varios desafíos de política pública, las autoridades hacen lo que pueden con los recursos que tienen, se ha reducido la capacidad de control en el último tiempo, aquí hay un tema de crimen organizado, es igual que el narcotráfico y la minería ilegal, por ese se requiere de personal idóneo para combatir este tipo de delincuencia”, señaló.

“Hay muchas regiones de Colombia donde se vende más licor adulterado que legal, es un tema que en épocas como la navidad generan un riesgo muy alto”, agregó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más