HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Árboles viejos y enfermos están a punto de colapsar

Residentes de la Ciudadela 29 de Julio, más exactamente en la quebrada Tamacá, advierten de varios árboles viejos que están a punto de colapsar. 

Los moradores del barrio Ciudadela 29 de Julio, se encuentran muy preocupados porque existen varios árboles viejos que están a punto de colapsar.

Con las brisas de diciembre temen que los árboles caigan al suelo lo que genera un riesgo inminente para los niños y todos los transeúntes de este populoso sector de la capital del departamento del Magdalena.

Daniel Bastidas, residente del sector, le hace un llamado al personal del Departamento Administrativo Distrital para la Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, para que realicen una atención oportuna.

“Esos árboles están debilitados y representan un alto riesgo. Hace mucho tiempo hemos venido pidiendo ayuda al Distrito. No aguantamos más, esos árboles están que se caen y con estas brisas tenemos el susto que se vengan abajo y puedan ocasionar una tragedia”, indicó Bastidas.

En muchos sectores de Santa Marta, es usual ver árboles viejos, a punto de caer o que tienen sus raíces más afuera que adentro de la tierra generando afectación no sólo en andenes sino en las viviendas.

“Hay una bonga que está que se cae, otro árbol está aboyado. Le pedí a Sara Candanoza que se podara y ella dijo que sí y resulta que nunca vinieron. Vino un señor que pretendía podar ese árbol tan grande. Tienen que mandar una cuadrilla”, manifestó.

A la fecha y por cuenta de la temporada de lluvias en la ciudad se han atendido varios desplomes de árboles y por esto el llamado desde la Ciudadela 29 de Julio que reportan los árboles viejos antes de que estos terminen por generar afectaciones.

RECOMENDACIONES  

El Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, emitió una serie de recomendaciones para identificar un árbol en riesgo.

Las fuertes brisas de diciembre aumentan la probabilidad de caída de árboles. No importa su tamaño, incluso los de grandes proporciones y años de vida han acabado en las calles. Pero, ¿Cómo identificar un árbol en riesgo?

Los encharcamientos permanentes en la base del árbol, las ramas muertas, inclinaciones, grietas o rajaduras en el tronco, muestra cavidades, hongos o pudrición en el tronco o en las ramas, presentan daños considerables por causa de un choque, hay árboles caídos y/o muertos alrededor, además se observa presencia de roedores en la base del árbol, son las principales señales de riesgos de caída del individuo.

La directora del Dadsa, ingeniera Sara Candanoza Cahuana, invita a las personas a reportar un árbol en riesgo llamando al 304 5284430, de inmediato se valorará el estado del mismo si representa un peligro a las personas. Se autorizará la tala o el acopio del mismo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más