HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

La película ‘Rebelión’ transciende fronteras

A Tatu, la segunda ciudad más poblada de Estonia llega la historia oculta detrás el éxito y la fama de Joe Arroyo, con la película ‘Rebelión’, que ha inicios de este mes se estrenó en las salas de cine colombianas.

Es una de las películas que hacen parte de la cuota nacional que participa en Pöff, el Festival de Cine Black Nights de Tallinn, que se lleva a cabo desde el pasado 11 de noviembre y se extenderá hasta el 27 de noviembre.

El largometraje inspirado en la vida del Joe Arroyo fue proyectado en Cartagena, en el marco de la Temporada de Cine Colombiano, y fue la película inaugural del 14 Festival Internacional de Cine de Cali.

La historia transcurre en cuartos de hotel, impersonales, estándar, rebosados por el caos del gran Joe Arroyo. Un cuarto de hotel que son muchos y que, a su vez, contiene la agonía del genio que sabotea todo lo que ama, para finalmente entender desde dónde actúa ese hombre, ese genio, ese ídolo. Al ritmo de “Rebelión”, “Tania”, “Yamulemao”, “Tal para cual”, “El caminante”, “Mary” y “Noche de arreboles”, los espectadores acompañarán al artista en su peregrinaje.

Protagonizada por Angie Cepeda (Mary) y Jhon Narváez (Joe), la película está basada en la investigación de Chucky García, inspirado en los libros sobre Joe Arroyo escritos por Mauricio Silva. Ambos actores asumieron el reto de interpretar a los personajes más relevantes de la trama y así fue como llegaron a Rebelión.

El Joe se dio a conocer en la década del 70 al formar parte del grupo de Julio Ernesto Estrada, mejor conocido como Fruko, una figura importante en la escena musical de aquellos años; junto a él el Joe inmortalizó canciones como El caminante. Después, formó su propio grupo llamado La verdad, con el cual tuvo una importante trayectoria que le mereció los premios más importantes de la región, como los otorgados por el Carnaval de Barranquilla.

Rebelión es el retrato de un genio en lo más profundo de su intimidad, el pálpito de un alma enamorada y atormentada por ese gran amor: la música. Es un viaje atemporal por su vida, transitando el lugar oscuro y solitario donde sucede el acto creativo, donde su talento está a flor de piel y sus emociones son libres, al igual que sus caprichos.

Entre Angie Cepeda y las canciones de Joe Arroyo hay una complicidad revitalizadora. Los ritmos más alegres y cadenciosos del prodigio de Cartagena marcaron la vida de la actriz: iluminaron sus días más oscuros, le acercaron a su natal Colombia cuando estaba lejos, la acompañaron en cuarentena, y casi a mediados del 2021, en medio de un escenario desalentador por la pandemia, una propuesta para integrar el elenco de actores de la película “Rebelión”, le devolvió la fe.

“Cuando era adolescente y vivía en Barranquilla, él era el rey, y hay muchas canciones que me marcaron, ‘Pal bailador’ por ejemplo. Si estoy teniendo un día con la energía un poco baja, enciendo una de sus canciones y enseguida me pongo feliz y me dan ganas de bailar. Además, su música tiene raíces africanas que me encantan porque me recuerdan a mi tierra, a mi raíz”, refiere la actriz colombiana.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más