HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

‘Trampas viales’ tienen en ‘jaque’ a los conductores

La temporada invernal ha contribuido a empeorar la situación de la malla vial porque las aguas superficiales se filtran ayudando a disminuir la vida útil del pavimento. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Las zanjas y huecos que se encuentran en las principales avenidas de Santa Marta tienen en ‘jaque’ a los conductores de distintos automotores ya que representan verdaderas ‘trampas viales’ las cuales pueden incidir en la accidentalidad.

El deterioro que se advierte en la malla vial con alto flujo vehicular como la Avenida del Libertador y la Avenida del Río mantiene preocupado al gremio del transporte público y particular no solo por el impacto que recibe el parque automotor cada vez que se cae en una zanja sino por el riesgo de un choque al sacar el zigzag a dichas ‘trampas viales’.

Propietarios de automóviles quienes cancelan sus impuestos y emolumentos contribuyendo a la dinámica tributaria de Santa Marta esperan una pronta intervención a la destrozada malla vial que se vea reflejada en el arreglo o reposición de las placas agrietadas o con zanjas.

A ese clamor también se suman los conductores del Sistema de Transporte Urbano (STU), del Sistema Estratégico de Transporte Público (SETP), los taxistas y motociclistas que a diario deben padecer el ‘viacrucis’ al recorrer la ciudad por todos los puntos cardinales.

En la Avenida del Libertador (calzada derecha en la ruta hacia Mamatoco) y antes de la intersección de la Avenida del Río hay unos verdaderos cráteres debido al mal estado de varias losas del pavimento. Una situación casi exacta se presenta junto al parque infantil del Río cerca de la entrada a Las Malvinas.

No cabe duda de que la temporada invernal ha contribuido a empeorar la situación de la malla vial porque las aguas superficiales que no logran evacuar se filtran ayudando a disminuir la vida útil del pavimento. En los puntos críticos viales donde se forman lagunas casi siempre las lozas de concreto registran grietas y en el peor de los casos zanjas que se van aumentando cada vez.

Pero si las denominadas ‘trampas viales’ que están en las vías principales de Bavaria, Santa Rita o calle 22, Avenida Campo Serrano, Avenida de Los Estudiantes, Avenida del Ferrocarril y demás contribuyen acabando la alineación y amortiguadores de los vehículos, ni de qué hablar de las vías en los barrios de la periferia.

En el Corregimiento de Bonda ya inició la perfilación en la vía principal en el tramo desde la estación de Policía hacia el balneario y en otros sectores se hace lo propio en aras de acondicionar el acceso a los distintos automotores.

En el sector que desde Garagoa comunica hacia Timayui hay un tramo de la vía bastante afectado en donde los conductores deben maniobrar bien en aras de no quedar atascados en el lodazal.

Hay tramos realmente cortos pero muy destrozados, por ejemplo, en el acceso vial hacia el balneario turístico de Taganga exactamente en la Carrera 11 entre la carrera 3 y la Vía Alterna al Puerto: un verdadero ‘camino de herradura’ que se asemeja a una trocha en un pueblo recóndito.

La preocupación del gremio de conductores es razonable porque son ellos quienes transitan por una malla vial descuidada en donde las zanjas son un factor de riesgo e inseguridad en las vías.

Por estos días se han instalado una serie de reductores de velocidad en zonas escolares y cerca de las clínicas, en el marco de una campaña de prevención a la accidentalidad. Y eso está bien, pero lo más sensato es además que se retome el programa de reposición total a las placas destrozadas.

“Ahora están colocando sobre la Avenida del Libertador unas estructuras plásticas o policías acostados para que disminuyamos la velocidad, pero están muy seguidos y eso daña la suspensión de los carros. Ojalá también se ocupen arreglando las placas destrozadas y ayuden a mejorar la movilidad vial en la ciudad que es un completo desorden”, dijo un taxista.

Comentó además que en la Avenida del Ferrocarril hay huecos peligrosos porque el alcantarillado no tiene tapas y se convierten en un riesgo a los conductores.

Vale mencionar que los comerciantes ubicados sobre la Avenida del Ferrocarril entre el CAI del Mercado Público y la Carrera 5 han colocado palos en los huecos y también algunas llantas como señales de prevención en aras de que ningún conductor caiga en esas ‘trampas viales’.

“El hueco en la Avenida del Ferrocarril con carrera 7 lleva más de 3 meses y nos preparamos para partir una torta y festejar por tanta desidia gubernamental”, dijo con ironía un mecánico del sector.

Varios conductores denunciaron dos huecos en la Avenida del Libertador llegando a la glorieta de Mamatoco, en el antiguo retén. Ambas zanjas son peligrosas porque están juntas y en una carretera de alto flujo vehicular. Es urgente arreglar antes que lamentar.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más