HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

James presente en el clásico de Grecia

Ayer se disputó una nueva edición de ‘La madre de todas las batallas’, uno de los derbis más pasionales del planeta. El primer clásico de James Rodríguez en Grecia terminó igualado 1-1 con polémica en el final. Olympiacos dejó escapar el triunfo en tiempo de adición; Panathinaikos salvó su invicto con un agónico gol de penal de Andraz Sporar (en el minuto 90+13). 

El Derbi de los Eternos Enemigos inició muy cerrado pero con mucha intensidad, digno de un clásico. Ninguno de los dos equipos le daba espacios al otro por lo que en los primeros minutos el juego fue muy parejo y las opciones de gol eran poco. Conforme avanzó el partido, Olympiacos fue el que empezó a generar opciones en ataque, pese a que Panathinaikos era el dueño de la posesión del balón.

James Rodríguez tuvo la primera jugada de peligro con un remate en el borde del área que atajó el portero Alberto Brignoli dejando el rebote.

El volante colombiano era uno de los puntos más altos del equipo dirigido por Míchel González. El ‘10′ era el encargado de mover el balón de un lado al otro, generar los espacios y comandar la generación de los circuitos de juego ofensivo. Los rivales por su parte terminaron el primer tiempo sin un solo remate al arco.

El segundo tiempo cambió poco, las jugadas continuaban siendo pocas y el compromiso era cerrado. Al primera del complemento nuevamente fue para la visita en una gran jugada de asociación en entre Cédric Bakambu y Pep Biel, que exigió nuevamente al arquero Alberto Brignoli. Por su parte, Alexandros Paschalakis aún no había tenido gran trabajo en el compromiso.

Al minuto 60, James Rodríguez nuevamente fue clave para hacer daño con dos jugadas. Primero, el colombiano cobró un tiro de esquina por izquierda que conectó un compañero y con un cabezazo exigió al arquero, pocos segundos después, el volante probó con un remate de media distancia y nuevamente el portero de Panathinaikos atajó enviando el disparo al córner.

Cuando parecía que el derbi terminaba sin goles, Olympiacos elaboró una buena jugada colectiva que dio paso al primer festejo del partido. Remate de volea de Pep Biel para el 0-1 en el 83′. Poco después, James fue reemplazado por Fortounis. /COLPRENSA

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más