HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Adolescente se mató al lanzarse de un puente 

Tras caer de la infraestructura sufrió fracturas en sus extremidades inferiores y superiores, así como un fuerte golpe en su cabeza. 

En alerta se encuentran las autoridades del departamento del Magdalena, tras el segundo caso de suicidio registrado en menos de 12 horas, donde una menor de 13 años de edad se lanzó desde la parte alta de un puente del municipio de Santa Ana, Magdalena.

Esta fue identificada como Betsy Liliana López, quien sufrió múltiples fracturas en sus extremidades inferiores y superiores, politraumatismos con alteración neurológica tras un fuerte golpe en la cabeza, además de síndrome secundario respiratorio con bronco respiración, las cuales le ocasionaron su deceso.

El trágico hecho que causado conmoción entre la comunidad santanera, se  presentó alrededor de las 2:20 de la tarde del martes cuando la adolescente salió de su vivienda y se dirigió hasta el Puente Puerto Mocho que comunica al municipio de Santa Ana y Talaigua (Bolívar), y en una aparente crisis emocional se habría lanzado para acabar con su vida. “Mediante una llamada telefónica, la Policía fue informada sobre el presunto intento de suicidio de una menor en el puente Talaigua, jurisdicción del municipio de Santa Ana”, dijo en su momento la Policía departamental.

Tras caer de la infraestructura, la comunidad despavorida llegó hasta la zona donde saltó la adolescente y rápidamente auxiliaron a la sala de urgencias del centro médico La Divina Misericordia de Magangué – Bolívar, donde los galenos en turno hicieron lo posible por salvarla, sin embargo, las múltiples lesiones y golpes de consideración a la altura de la cabeza le ocasionaron su deceso horas más tarde, según lo informado por allegados.

Las autoridades locales adelantan las averiguaciones de rigor para esclarecer las circunstancias reales de este suceso que hoy enluta a una familia magdalenense, así como las causas que motivaron a la adolescente a decidir acabar con su vida. “Hay que concientizar esto, no es posible que una niña de 13 años pueda tener pensamientos suicidas y que sus padres no hayan visto esa alarma, hay que escuchar a los niños, guiarlos y recordarles lo valioso que son, cuán importante es nuestra salud mental. Es muy lamentable esto Dios mío.”, dijo una vecina del sector.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más