HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Desde el martes cambiará la movilidad en la Carrera Quinta

Mediante el decreto 296, la administración distrital adoptó un plan de circulación en el Centro Histórico mientras duren las intervenciones sobre la Avenida Campo Serrano. 

El ´despelote´ es tal que mucho comerciantes, dueños de negocios, usuarios y transportadores no saben que es lo que va a pasar a ciencia cierta.

Pero el Gobierno de la alcaldesa Virna Jhonson se embarcó en una remodelación de la arteria vial y comercial más importante de la ciudad, en la época menos propicia.

´Venimos de una pandemia, necesitamos producir, generar empleo, reactivarnos por completo, pero viene la genial idea del gobierno de Virna a tirarnos todo. Estas obras son necesarias, pero después de las fiestas de fin de año, no en plena temporada´, dijo José Maiguel, un pequeño comerciante de la ´Quinta´.

Por su parte, la Alcaldía Distrital de Santa Marta emitió el decreto 296, mediante el cual adopta nuevas medidas para la circulación en el Centro Histórico de la ciudad, mientras duren las obras que persiguen el mejoramiento de la malla vial de la Avenida Campo Serrano.

Las modificaciones regirán a partir del próximo primero de noviembre, serán temporales y se irán ajustando en la medida que avance el proyecto.

En el articulado, el acto administrativo dispone que desde el martes el ingreso de carros particulares y de motocicletas a esta carrera, quedará prohibido desde la calle 22 hasta la Avenida del Ferrocarril, exceptuando los vehículos que presten servicio de mensajería y domicilios y se encuentren cumpliendo su ejercicio de objeto comercial y que su conductor esté debidamente identificado con carnet y uniforme.

En el caso de los buses del transporte público colectivo y taxis, estos podrán ingresar a la Carrera Quinta solamente desde la calle 22, en el sentido sur – norte, hasta llegar a la Calle 15 en donde deberán girar a la derecha. Por tanto, el parqueo de todo tipo de vehículos quedará prohibido sobre esta vía alterna.

La Carrera Séptima cambiará su sentido quedando de sur a norte, y únicamente podrá ser transitada por carros particulares, motocicletas, mototriciclos, motocarros, cuatrimotos y taxis. La circulación del transporte público colectivo, camiones con una altura mayor a 3,4 m o mayor a 3,1 metros de ancho incluidos los espejos, retrovisores, estará prohibida en esta ruta.

Del mismo modo, no se permitirá el estacionamiento de automotores sobre la Carrera Séptima, esto con el fin de minimizar la obstrucción en la movilidad y facilitar el tránsito vehicular.

Es oportuno resaltar que la primera fase de reconstrucción de la Carrera Quinta será desde la Avenida del Ferrocarril hasta la Calle 13, y a medida que la obra avance las modificaciones viales podrán variar según las necesidades de movilidad.

“Sabemos que habrá caos vehicular e inconformismos entre los ciudadanos; pero eso será mientras se adelanten los trabajos. Recibimos una orden de la alcaldesa Virna Johnson: mantener una jornada laboral de día y noche, con turnos que vayan desde las 6:00 a.m. hasta las 11:00 p.m.

El contratista debe tener claro que es una apuesta grande, dado que hay deseo de poder entregarle a la ciudad una vía acorde con sus 500 años que pronto cumplirá”, afirmó Diego López Ortega, gerente del Sistema Estratégico de Transporte Público, SETP.

POR MENORES DE LA OBRA 

La obra contempla el rescate total de 8.500 metros cuadrados de pavimento de la calzada vehicular, la reconstrucción del espacio público peatonal, la siembra de nuevos árboles, el cambio de la señalización vertical y horizontal en el área de influencia, la reposición de redes de servicio público, 2.400 metros lineales de acueducto, 2.300 metros lineales de alcantarillado y 850 metros lineales de soterrado de redes eléctricas.

De igual forma, incluye la construcción de ciclorutas, redes de alcantarillado pluvial, el cual era inexistente en esta vía; así como la instalación de amoblamiento urbano y la construcción de 23 módulos de comercio. Todo esto tendrá una duración de 14 meses, con un valor estimable de 35 mil millones de pesos, y se ejecutarán en el marco de la implementación del SETP.

El proceso se ejecutará así: Fase uno: de la Avenida del Ferrocarril con calle 13; Fase 2: de la calle 13 a la 17; Fase 3: de la calle 17 hasta la 20; y Fase 4: de la calle 20 hasta la avenida Santa Rita.

El plan de movilidad ha sido avalado por representantes de la comunidad y de los gremios del transporte público, según la administración del Distrito, para mitigar los contratiempos y embotellamientos que puedan surgir.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más