HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Policía se declara en Alerta en Magdalena, Atlántico y La Guajira

Otro más murió en una camioneta Toyota, que pertenece a una mujer, mientras era conducido a la clínica y estrelló a un taxi. 

Las autoridades de tres departamentos (La Guajira, Atlántico y Magdalena) están en alerta por mensajes que están circulando según los cuales la mafia planea vengar a los muertos que dejó un tiroteo en plena fiesta de cumpleaños en Salgar (Puerto Colombia).

Ayer se estableció que el cumplimentado era Jonathan Ospino Illera, un  universitario venezolano a quien autoridades locales vinculan con Álvaro Luis Ospino Illera, conocido como ‘Negro Dominga’. Su nombre apareció en 2018 relacionado con el narcotraficante venezolano Walid Makled, extraditado a Estados Unidos en 2011.

La Fiscalía envió a un grupo especial a investigar el caso y según una de las hipótesis, una banda mafiosa de venezolanos se enfrentó con otra de La Guajira y de Santa Marta.

«Se acaba de dar la orden de que revuelquen Barraquilla buscando a los de La Guajira. Están encaletados. La Sijín bloqueó las salidas y no pudieron salir de Barranquilla», se lee en uno de los mensajes conocidos, de acuerdo con la edición del Tiempo digital.

Se sabe que la familia de Ospino tiene compraventas de camionetas de alta gama. De hecho, dos de los regalos eran una blanca y otra plateada.

IDENTIDAD DEL QUE MATÓ 

 Según información preliminar, el hombre que asesinó a Ospino es conocido como ‘Kike Vega’. También se verifica si en la fiesta estuvo presente un hombre identificado como Roberto Carlos Vega Daza. Testimonios señalan que el escolta muerto trabajaba para él.

Además de los mensajes sobre la nueva vendetta, están circulando fotos de armas que usarían para el ajuste de cuentas.

Una de las pistas sobre los invitados a la fiesta es el dueño de la lujosa camioneta Lexus de 200 millones que recibió 42 impactos de bala.

P​ertenece, desde hace cuatro meses, a Rafael Julio Vega Cuello. Tiene una empresa radicada en Barranquilla dedicada al comercio de computadores y actividades de telecomunicaciones. Pero lo que ha llamado la atención de las autoridades es que Vega Cuello ya había sido víctima de un atentado en Barranquilla en 2012.

La Policía de Barranquilla anunció una recompensa de 80 millones de pesos por datos del hombre que aparece portando un fusil en la fiesta y por cualquier información de quiénes dispararon.

Los investigadores inspeccionan la cabaña, en el exclusivo conjunto Mediterrané (en Punta Roca), para recoger información sobre los invitados a la fiesta que terminó en tragedia.

Hay dos versiones de lo sucedido. Una de ellas culpa a los excesos físicos con una de las invitadas, lo que habría desencadenado la reacción de los anfitriones.

Testimonios y videos muestran que, antes del intercambio de bala y del enfrentamiento con armas blancas, hubo entrega de regalos, incluidas camionetas de alta gama.

Además, aseguran que un invitado de última hora, que al parecer venía de otra celebración, fue el detonante.

Peritos del CTI hicieron el levantamiento de los cadáveres en la cabaña en Puerto Colombia.

Otro más murió en una camioneta Toyota, que pertenece a una mujer, mientras era conducido a la clínica y estrelló a un taxi.

«El carro fue abandonado con el muerto en su interior», señaló un investigador. Y agregó que el rastro de un capo, perteneciente a ‘los Pacheli’ y cabecilla de un nuevo poderoso cartel, es una de las pistas.

Además, los carros en los que estaban los invitados: una Lexus, LX 2011, de placas QIF011, que recibió 42 balazos es de Rafael Julio Vega Cuello.

Tiene una empresa radicada en Barranquilla dedicada al comercio de computadores y actividades de telecomunicaciones, pero lo que ha llamado la atención de las autoridades es que Vega Cuello ya había sido víctima de un atentado.

En cuanto a la Toyota que se estrelló contra un taxi, pertenece a Arneli Burgos Martínez. (Con información de El Tiempo).

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más