HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Cinco barrios inundados por el desbordamiento del Manzanares

En algunos sectores como El Yucal, urbanización Sierra Morena, Las Acacias, Rodrigo Ahumada, El Cisne, Villa Kamila y otros se presentó la suspensión del fluido eléctrico. 

La tarde-noche de este martes cerró con lluvias sectorizadas en la ciudad de Santa Marta, lo cual, además de provocar encharcamientos y el colapso de la movilidad, también generó emergencias, cumpliéndose así las predicciones del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), quien anunciaba 24 horas pasadas por agua.

No obstante, las alertas continúan por posible aumento de los niveles de los ríos que desciende de la Sierra Nevada. Producto de las crecientes súbitas advertidas por el IDEAM, el río Manzanares y la quebrada Tamacá se salieron de su cauce y provocaron anegaciones en por lo menos seis sectores del distrito.

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, los barrios Las Malvinas, La Esmeralda, Colinas del Río, Simón Bolívar, San Pedro Alejandrino y Villa Betel, están bajo el agua. En este último sitio, se logró el rescate de una adulta mayor que no podía movilizarse y su vivienda había empezado a inundarse.

El organismo de socorro atendió a las familias damnificadas, de las cuales aún no se conoce el total de afectados. De acuerdo con los pronósticos de lluvia, se espera que las precipitaciones continúen durante este miércoles, lo que supone otras posibles emergencias en la ciudad.

El coronel Karlotz Omaña, comandante de la Defensa Civil, informó de posibles crecientes súbitas de los ríos Piedras, Guachaca, Buritaca, Mendihuaca, Don Diego y Ancho; así como en sus afluentes aportantes.

Es importante indicar que, para atender las afectaciones que se han registrado en esta segunda ola de lluvias, y las que estarían pronto a presentarse hasta mediados de diciembre, el ejecutivo distrital declaró la calamidad pública mediante el Decreto 228 del 20 de septiembre de 2022, como parte del protocolo para la preparación institucional.

Desde el inicio de esta temporada, la Oficina de Gestión de Riesgo y Cambio Climático (Ogricc) ha establecido una tabla con recomendaciones para disminuir la vulnerabilidad de los samarios ante la amenaza de materialización de escenarios de riesgo.

Esta dependencia especificó que es importante retirar los elementos pesados o estructuras metálicas de balcones, ventanas o terrazas, que por efecto de los vientos puedan caer y afectar a personas o animales. Asimismo, invitó a los turistas a no ingresar a ríos, quebradas y al mar en zonas de desembocadura, mientras persisten estas condiciones atmosféricas.

“No arroje basuras a la calle durante las lluvias, estas por efecto de la escorrentía superficial pueden ocasionar taponamiento de alcantarillados y box coulvert. Si su vivienda está ubicada sobre cerros y durante las lluvias arrastra sedimentos o rocas, evacúe y trasládese a lugar seguro. No estacione vehículos bajo los árboles”, precisa la cartera de Gestión del Riesgo.

COLAPSADA LA MOVILIDAD 

El pertinaz aguacero que cayó en algunos sectores de Santa Marta en la tarde de ayer originó un represamiento de agua en las principales avenidas afectando la movilidad vehicular.

Por la Avenida del Libertador los conductores de los distintos automotores debieron sortear la inclemencia de las lluvias disminuyendo la velocidad para no caer en las denominadas ‘trampas viales’, las cuales no se logran advertir debido a la anegación de la carretera.

La fuerte precipitación tuvo intervalos con un cese total, pero nuevamente volvía a caer agua a cántaros. En algunos sectores como El Yucal, urbanización Sierra Morena, Las Acacias, Rodrigo Ahumada, El Cisne, Villa Kamila y otros se presentó la suspensión del fluido eléctrico, mientras que la vía que comunica hacia el Corregimiento de Minca quedó inundada con las aguas superficiales que no evacuaron porque las rejillas se taponaron con arena, rocas, hojarascas y desechos.

Por otra parte, en la Avenida del Ferrocarril, a la altura del condominio Cañaveral, el gremio de taxistas, motociclistas y los conductores de vehículos particulares les tocó atravesar el ‘Niágara sin bicicleta’. Es sorprendente la enorme laguna que queda en ese sector con cada aguacero que se registra en la ciudad, y lo más preocupante: es un problema de vieja data.

En la Avenida del Río justo al frente del barrio Las Vegas también hay una permanente laguna que afecta el gran flujo de automotores que transitan por esta importante vía. Los conductores deben circular en ‘fila india’ y cerca del separador vial de tal suerte que el nivel del charco no ahogue y termine apagando el motor.

Con la lluvia de ayer el servicio de transporte público de busetas no dio abasto causando incomodidades a los pasajeros quienes sufrieron por la disminución del parque automotor y se vieron obligados a abordar vehículos llenos. Viajar de pie y apretujados como ‘sardinas en lata’ elevó el nivel de estrés de muchos usuarios del transporte colectivo.

VOLVIÓ EL REBUSQUE 

Los que sí hicieron su ‘agosto’ en octubre fueron algunos rebuscadores que instalaron tablas o canasteros plásticos para facilitar el cruce de un andén a otro a cambio de una moneda. En los puntos críticos de la Avenida Santa Rita (calle 22) con Avenida Campo Serrano, en la Carrera 5 con calle 10 y en el sector contiguo al CAI Mercado varias personas les tocó usar los improvisados puentes para no mojarse los pies y evitar una infección con las aguas combinadas que recorrían las avenidas céntricas.

La temporada invernal que aún continúa ha motivado a otras personas a vender sombrillas, botas e impermeables, de tal manera que logran obtener unos ingresos brindando una solución con esos elementos.

Según los pronósticos de las entidades meteorológicas, este mes cerrará con lluvias fuertes, mientras que noviembre se vislumbra como un mes húmedo debido a la ocurrencia de precipitaciones con un 20% superiores a las actuales. Así que vayan alistando sus elementos de protección.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más