HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Municipios claman ayuda para damnificados por ola invernal

Las fuertes lluvias que vienen azotando por estos días al Magdalena han provocado que más de tres mil personas pidan ayudas humanitarias en las alcaldías para sobrevivir. Sin embargo, los entes territoriales se encuentran cruzados de brazos ya que no tienen los recursos económicos para atenderlos.  

Los municipios afectados están siendo atendidos por funcionarios de las Oficinas municipales de Gestión de Riesgo, donde las ayudas son escasas.

´Estamos haciendo presencia en las zonas inundadas para cuantificar los daños, el censo de damnificados y establecer las ayudas a las comunidades´, dijo el alcalde de Remolino.

Por su parte, la directora del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Yolanda González, anunció el comienzo de la segunda temporada de lluvias en Colombia que, de acuerdo con la funcionaria, se extenderá hasta mediados de diciembre.

“Estas precipitaciones se sienten con mayor fuerza en las regiones Caribe y Andina. Irán transitando y presentándose de norte hacia el centro y sur del territorio nacional. Recordemos que en la Orinoquía se presentan en estos momentos la temporada de lluvias, que es una sola, y se va hasta mediados de diciembre”, indicó la directora del Ideam.

A renglón seguido, la funcionaria informó que, por ahora, la región Pacífica continuará con precipitaciones, al igual que algunos sectores de la Amazonía.

De acuerdo con el último informe climatológico del Ideam, para los meses de octubre y noviembre, en la región Andina se reportarán lluvias mucho más intensas que las registradas en abril y mayo de este año mientras que, en el Caribe colombiano, el punto máximo de las precipitaciones será en octubre.

Según la directora del IDEAM, Yolanda González, el país se encuentra en “condiciones de vulnerabilidad” pues el inicio de esta segunda temporada invernal se da luego de meses en los que, por efecto del fenómeno de La Niña, las lluvias han presentado un comportamiento por encima de lo normal.

La señora González recordó que desde mediados de septiembre y hasta la mitad del mes de diciembre se extiende la última etapa invernal del año, con precipitaciones que transitan desde el norte hacia el centro y sur del país.

Estas lluvias, según el IDEAM, “son influenciadas por el tránsito de ondas tropicales provenientes del océano Atlántico, la ocurrencia y paso de ciclones tropicales en el mar Caribe y la paulatina migración de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT) del norte hacia el centro del país”.

Entre septiembre y mediados de diciembre se espera que la segunda temporada de lluvias de 2022 se comporte de la siguiente manera, de acuerdo con el pronóstico del IDEAM:

Para octubre y noviembre, especialmente en la región Andina, la temporada de lluvias es mucho más intensa que la primera etapa (abril y mayo). En la región Caribe, septiembre hace parte de su temporada normal de lluvias, pero los máximos valores de precipitación se alcanzan hacia octubre.

LLAMADO A LA COMUNIDAD 

Ante el riesgo de tormentas eléctricas, y deslizamientos de tierra o desbordamiento de los cuerpos de agua debido a las fuertes precipitaciones que se podrían presentar a lo largo de la segunda temporada de lluvias, la directora del Ideam hizo un llamado a las autoridades y a la comunidad en general, a tomar las medidas que consideren pertinentes para garantizar la seguridad de los habitantes del país.

“A toda la comunidad, estar muy atentos de los comunicados del Ideam y a las recomendaciones del Sistema de Alertas Tempranas, a los consejos departamentales y municipales de Gestión del Riesgo redoblar las medidas, dado que llega la segunda temporada de lluvias”, pidió González, a la vez que aseguró que desde el Instituto continuarán con el monitoreo climatológico.

Entre otras recomendaciones que entregó el Ideam, están:

– Evite la acumulación de basura o desechos en suelos ya que esta no permite que el agua filtre por donde debe hacerlo, lo que hace que el terreno se desestabilice.

– No permita que el agua se filtre en el interior de las montañas: abra zanjas, alcantarillas y cuencas firmes que permita el desagüe de agua adecuado.

– Realice un plan de emergencia familiar.

– Estudie rutas alternativas para su evacuación.

Hay que recordar que, por cuenta de la temporada de lluvias en Colombia, a corte del pasado 6 de septiembre, en el país se reportaban 10 departamentos y 131 municipios que se habían declarado en calamidad pública por cuenta de la ola invernal, así lo informó el director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Javier Pava Sánchez.

Al respecto, Pava advirtió: “sumados a los municipios que el Ideam ha mencionado se encuentran en las zonas de alerta roja. Es decir, que podrían triplicarse, sí estos de alerta roja llegaran a convertirse en eventos materializados y a su vez en daños, pérdidas y damnificados”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más