HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

La ´trampa humana´ que dejó empresa de telecomunicaciones

El hueco representa un riesgo a los transeúntes que recorren la popular Avenida Campo Serrano considerada una de las avenidas más transitadas por los samarios y turistas. 

Los vendedores estacionarios de la Avenida Campo Serrano, así como varios comerciantes del sector denunciaron que un personal de la empresa de telecomunicaciones ‘Tigo Une’ es el responsable de una trampa humana ubicada sobre el andén peatonal entre las calles 18 y 19 del Centro Histórico de Santa Marta.

Según los quejosos el fin de semana llegaron dos personas con uniformes de la compañía antes mencionada quienes procedieron a quitar una tapa de concreto con el propósito de hacer una revisión al cableado y reponer unas fallas, pero lo reprochable fue que dejaron el hueco a la intemperie rodeado de piedras.

El hueco representa un riesgo a los transeúntes que recorren la popular Carrera Quinta considerada una de las avenidas más transitadas por los samarios y turistas quienes les toca esquivar la ‘trampa’ para no caer adentro.

Un vocero de los vendedores estacionarios dijo que los propios operarios de la compañía de telecomunicaciones ‘Tigo Une’ quedaron en regresar a reponer el daño, pero han incumplido y el hueco completa varios días generando un riesgo total a las personas.

“Mire señor periodista nosotros acá estamos indignados porque es increíble que las personas ocasionen un daño, se comprometan en arreglarlo y sean irresponsables al no venir a repararlo. Este hueco es un peligro para las personas que caminan por este andén tan angosto, por eso hago un llamado respetuoso a la gerencia de Tigo Une para que se adopten los correctivos rápido”, manifestó el vendedor.

Fue categórico al afirmar que el deterioro que se registra en varias calles del Centro Histórico da pena ajena ante la presencia de visitantes procedentes de otras ciudades del país quienes vienen a disfrutar de los encantos de Santa Marta por ser un destino naturalmente mágico.

Vale mencionar que a pocos metros de la ‘trampa humana’ originada por los contratistas de la compañía Tigo Une, se encuentran otros huecos peligrosos más exactamente sobre la calle 19 o calle Tumbacuatro hacia las carreras 6, 7 y 8 (Avenida del Ferrocarril). Se trata de zanjas ocasionadas por el tránsito de vehículos en una calle que se supone es peatonal.

El peso de los automotores contratados por la empresa de energía Air-e, así como los camiones que transportan materiales de construcción hacia los inmuebles que están en restauración han provocado el colapso de las tapas de concreto en las cajas donde se encuentran las redes de telecomunicaciones.

Residentes y comerciantes sobre la Calle 19 en el Centro Histórico están desesperados por la situación del deterioro de los adoquines, la existencia de ‘trampas humanas’ y la circulación permanente de motos u otros automotores por la calle peatonal.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más