HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Banda criminal acosa a los habitantes de calle

EN LA ZONA DE EL BORO

En poder de los investigadores se encuentra la fisonomía de dos señalados de atacar a miembros de esta población. 

Cada vez toma más fuerza entre los residentes del Centro de Santa Marta la hipótesis, que detrás de las agresiones a habitantes de calle se esconde un grupo de sujetos que sin motivo aparente atacan a miembros de esta población. Una especie de hobby macabro en sus tiempos de embriaguez y movidos por sustancia psicoactivas. Según versiones ciudadanas, son dos hombres que violentan a estas personas hasta dejarlos malheridas o causarles la muerte, como ocurrió con Karina Pallares Barrios.

Un familiar de la víctima, quien pidió reserva de su identidad por motivos de seguridad, relata la sevicia con que esta mujer fue tratada en la madrugada del domingo. Señala que su cuerpo presentaba doce heridas con machete y múltiples golpes, pues, antes de ser asesinada Karina fue llevada hasta la carrera cuarta con calle siete, donde estuvo por dos horas desangrándose hasta que llegaron sus parientes a rescatarla.

“Ella venía con un acompañante, del cual no sabemos su identidad, y dos personas se acercaron para atacarlo. Ella no dejó que lo agredieran y por eso la golpearon con palos y piedras. Quienes la embistieron son unas personas muy normales que cada vez que toman y se drogan, golpean al que ellos le da la gana. Esto no se trató de una riña entre habitantes de calles, sino estos dos tipos que todo el mundo conoce”, precisó la doliente.

Los señalados son de amplio reconocimiento público y por esta condición habrían pensado en fugarse de la ciudad, porque ya empiezan a ser relacionados con otros hechos que no han sido tan graves como este, toda vez que estarían acostumbrados a este tipo de arremetidas.

“Yo que la llevé a la clínica me di cuenta que esas heridas no eran de cuchillo. Eso ocurrió como a las 3:00am y a mi casa fue un vecino a informarme que Karina se estaba muriendo, cuando llegué ya estaba agonizando, pálida y con signos vitales muy bajos. A los 15 minutos que la estaban atendiendo en La Castellana dejó de respirar y falleció. Las heridas eran muy profundas”, continúa la familiar de la occisa.

Cuentan, además, que la habitante de calle llevaba dinero en sus bolsillos y los sospechosos se lo iban a quitar, pero como no se dejó forcejeó hasta el final. “Todos saben quién fue el que la mató, pero no tenemos prueba para culparlos. Donde ocurrieron los hechos hay una cámara y esa es clave para la investigación… Lo que sucede es que como ella era habitante de la calle, la gente cree que no tenía dolientes”, insiste la mujer.

Pallares Barrios deja cuatro hijos, uno de 18 años, otra de 9 y los dos últimos de 7 y 5 años. Se supo que, a raíz de la muerte del último compañero sentimental, hace dos años, decidió abandonar su casa e irse a consumir droga en la calle.

LAS INVESTIGACIONES  

En el balance del fin de semana, el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Jesús de los Reyes, dijo que el contexto de la muerte de Karina estaría rodeado por una riña que se asocia a un hurto, una información que tendrá que ser corroborada en el desarrollo de las pesquisas.

“Lo único que espero es que las autoridades tomen cartas en el asunto. Es triste ver cómo cogen a un familiar tuyo como si fuera un ganado, y es triste saber quién la mató y no poder hacer nada… Ella será sepultada en Valledupar”, fue el llamado de la familia de la indigente asesinada.

En lo que va del 2022 en Santa Marta han muerto nueve mujeres en situaciones violentas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más