HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Siete muertes a bala y puñal en 48 horas

EN EL MAGDALENA

Las estadísticas indican que cuatro personas fueron ultimadas con arma de fuego en el Distrito  

Las últimas 72 horas han sido trágicas en el departamento del Magdalena donde 7 personas murieron de manera violenta, cuatro de ellas en el Distrito de Santa Marta a bala, mientras que otras dos fueron muertas con arma blanca y una más murió en un accidente vial.

Los datos oficial que manejan la Policía Nacional, Instituto de Medicina Legal y la Fiscalía General de la Nación, de estos hechos que tuvieron ocurrencia los días viernes, sábado, domingo y la madrugada del lunes, disparan las estadísticas de criminalidad y ponen de presente que Santa Marta se está tornando una ciudad violenta.

HOMICIDIO A BALA Y  PUÑAL EN CHIBOLO 

La noche del sábado, la Policía del Magdalena reportó dos sucesos criminales presentados en los corregimientos de La Estrella y La China del municipio de Chibolo, donde dos hombres murieron producto de los balazos recibidos.

El primer acto violento que fue notificado a la Policía Nacional, se registró en el corregimiento La China, donde un sujeto había resultado herido por arma de fuego en un establecimiento abierto al público y fue trasladado por la comunidad al centro médico asistencial del mismo municipio.

Los uniformados del cuadrante al desplazarse a verificar lo acontecido, encontraron a Aníbal Miguel Sierra Acuña, de 24 años de edad, el cual presentaba dos impactos producidos con arma de fuego. Las primeras versiones indican que la víctima se hallaba departiendo con unos familiares en un establecimiento abierto al público y una persona con capucha realizó varios disparos en el mencionado lugar.

Por otra parte, en horas de la madrugada en el corregimiento La Estrella, la Policía recibió información mediante una llamada telefónica, donde manifestaban que un hombre habría sido lesionado con un arma blanca y lo habían trasladado al centro médico asistencial del municipio, donde los uniformados al entrevistarse con personal médico le confirmaron que la víctima había ingresado sin signos vitales.

La Policía del Magdalena en coordinación con la Fiscalía adelantan las investigaciones correspondientes para esclarecer estos hechos y poder identificar a los presuntos responsables de las agresiones violentas que dejaron dos muertos en área rural de Chibolo, Magdalena.

La madrugada del domingo, en medio de un fuerte enfrentamiento a tiros entre un grupo de personas y uniformados de la Policía en Zapayán, una persona resultó muerta a causa de las heridas por arma de fuego.

Los oficiales se encontraban realizando labores de control en los establecimientos comerciales de la zona en el marco del festejo del fin de semana de Amor y Amistad, cuando recibieron un reporte que había lesionado en medio de un ataque con arma blanca. En el momento en que auxiliaban al afectado, los individuos que lo atacaron, los interceptaron y empezaron a agredir, lo que provocó un intercambio de disparos, impactando a uno de los atacantes – aún sin identificar –, quien perdió la vida en el lugar.

HOMICIDIO EN EL BORO 

Las informaciones entregadas por las autoridades indican que uno de los casos se registró a eso de las 7:00 de la mañana del domingo 18 de septiembre, en el sector de la calle 7 con carrera 4 en el sector de El Boro, en Santa Marta.

La víctima reportada como Karina Pallares Barrios, de 49 años, madre de cuatro hijos, uno de 18 años, otro de 9 y los dos últimos de 7 y 5, quien se dedicaba al reciclaje, fue brutalmente atacada a puñaladas por sujetos reconocidos por la comunidad donde se presentó el hecho violento.  “Ella no dejó que la agredieran y por eso la golpearon con palos y piedras. Quienes la embistieron son unas personas muy normales que cada vez que toman y se drogan, golpean al que les da la gana. Esto no se trató de una riña entre habitantes de calle, sino estos dos tipos que todo el mundo conoce”, precisó un familiar de la víctima, quien pidió reserva de su identidad por motivos de seguridad.

Para el mismo domingo en el sector de Tres Puentes, área rural de Santa  Marta, exactamente a las 12:00 del mediodía, cuando un pistolero siguió en su moto y atacó a balazos a Brinolfo Jesús Rivera Soturno, originario de Venezuela, quien en ese momento viajaba en un vehículo similar marca Bajaj, línea bóxer de placa SSD30E, y al parecer se dirigía hacia su lugar de trabajo en un establecimiento del sector de Minca.

Horas más tarde, en el barrio Paz del Río del municipio de Fundación, el hombre reportado como Jefrey Vásquez se movilizaba a pie en vía pública, cuando fue interceptado por dos pistoleros en moto, cuyo parrillero sacó un arma de fuego y le disparó los tiros en la cabeza que le causaron su muerte en el acto.

La comunidad intentó trasladarlo a un centro médico, sin embargo, se percataron que no registraba signos vitales, por lo que dieron aviso a las autoridades judiciales para que se encargaran de los actos urgentes.

Finalmente, la noche del domingo cuando en la ciudad caía un torrencial aguacero, Dagoberto Emilio Suárez Celis fue asesinado en el parque del barrio Mamatoco, frente al hotel Casa Grande, momentos en que conversaba con una mujer y fue abordado por dos pistoleros en moto.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más