HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Aguas ‘negras’ inundaron el Centro Histórico por Essmar

En otros sectores también hubo afloraciones generando malestar entre los comerciantes, transeúntes y conductores de los distintos automotores. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Samarios y turistas están indignados por las fuentes de aguas residuales que brotan desde el sistema de alcantarillado ubicado en la intersección vial de la Avenida Primera con Calle 22 en pleno Centro Histórico de Santa Marta. Y la única responsable que ello suceda es la empresa Essmar que poco mantenimiento le hace a las redes y provoca esta clase de situaciones que atentan contra el destino.

Hoy la Essmar se encuentra intervenida por la Superservicios y donde se presentan toda clase de irregularidades las cuales comenzaron a conocerse y en las que estaría presuntamente involucrada la Agente Interventora, la misma que de espaldas al Distrito aceptó la cesión del contrato de prestación del servicio de aseo público entre Interaseo y su ´gemela´ Atesa.

LAS INUNDACIONES 

Las inundaciones de aguas putrefactas no sólo origina un problema ambiental ya que se perciben olores nauseabundos en toda la zona céntrica que cuenta con una alta afluencia de visitantes sino también por encontrarse junto al Camellón de la Bahía, la marina internacional y el club Santa Marta brindando una mala imagen a este destino turístico.

A pesar de la labor de la empresa encargada que dispuso de varios camiones tipo vactor, el problema persistió debido a que las redes ya están caducas y no resisten la presión de las aguas residuales provocando un colapso total en el sistema de alcantarillado.

En otros puntos también se registraron afloraciones por ejemplo en los alrededores del Mercado Público, en la Avenida del Libertador frente al parque Sesquicentenario y en la Avenida del Ferrocarril diagonal al CAI.

Con el aguacero del domingo por la tarde también hubo varias afectaciones en algunos barrios como consecuencia del desbordamiento de la quebrada Tamacá. La fuerte corriente de agua acompañada de materiales vegetales y otros residuos ingresó a unas casas debilitando muros, agrietando paredes y poniendo en aprietos a sus residentes.

Personal del Cobasa del Distrito y de la Oficina de Gestión del Riesgo visitó a las familias afectadas por las lluvias pudiendo constatar lodo al interior de las viviendas, así como ciertos enseres, colchones y electrodomésticos húmedos. El nivel del agua alcanzó casi el metro de altura colocando en riesgo a la comunidad.

En la desembocadura del río Manzanares, más exactamente en el sector Los Cocos de la bahía, fueron a parar una cantidad de desechos arrastrados por la corriente del afluente. Al mar cayeron troncos, ramas, colchones, muebles, sillas y otros elementos inservibles que fueron expulsados hacia la playa.

El fuerte aguacero provocó encharcamientos en las principales avenidas como la Libertador, Del Río, entre otras calles tal como lo confirmó el jefe de la Ogricc, Jorge Lizarazo, quien además mencionó de la caída de dos árboles, uno sobre la quebrada Tamacá y otro en la vereda de Jirocasaca.

En la carrera 8 entre calles 17 y 18 la fuerte brisa que acompañó el aguacero afectó una frondosa trinitaria por lo que debió ser podada para evitar la obstrucción del andén peatonal.

RESTRICCIÓN MARÍTIMA 

Debido a las precipitaciones y condiciones adversas en el océano, la Dirección General Marítima (Dimar) y la Estación de Guardacostas de Santa Marta restringieron ayer de manera temporal el zarpe de las lanchas y embarcaciones hacia Playa Blanca y otros balnearios con vocación turística debido al fuerte oleaje que se registró en el mar Caribe.

La medida fue adoptada con el propósito de prevenir y proteger la vida a los lancheros, pescadores, así como a los distintos prestadores de servicios turísticos. La restricción será mientras se pueda normalizar la situación con los fuertes oleajes y la alta presión atmosférica que azotan el área del Caribe.

ATENCIÓN DE LA EMERGENCIA 

Las intensas precipitaciones registradas en los últimos días en el área del Distrito provocaron afectaciones que incluyen deslizamientos, reducción en la movilidad, el desbordamiento del río Manzanares y la quebrada Tamacá.

Jorge Lizarazo, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo y Cambio Climático, Ogricc, de la Alcaldía Distrital, explicó que «el desbordamiento leve del río Manzanares, en el sector del barrio Simón Bolívar, logró encharcar algunas calles sin afectación directa sobre las viviendas”.

Indicó que esta situación se originó debido a un incremento del nivel del afluente durante las precipitaciones, que alcanzó  los 2.99 metros de altura, de acuerdo con la información suministrada por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

El funcionario también explicó que la entidad evidenció «desbordamiento por incrementos súbitos en el nivel de la quebrada Tamacá en la zona de los barrios Luz del Mundo y  19 de Abril, donde logró inundar parte de sus calles y afectar con el ingreso de agua  y lodo a las  viviendas ubicadas en las partes más bajas y cercanas a la ronda hídrica”. En este sentido, y como acción de respuesta a la emergencia, la alcaldesa Virna Johnson, solicitó apoyo al cuerpo bomberos, para que fuera dispuesta una motobombas de autocebado para el drenaje del agua represada en los inmuebles.

ACCIONES DE RESPUESTA  

Durante las lluvias, además se solicitó apoyo a la Oficina de Gestión del Riesgo, para llevar a cabo la búsqueda de un menor de edad, luego de que este cayera a las aguas del río Manzanares, tras intentar cruzarlo junto a otros dos menores, en sectores de la urbanización Villas de Alejandría. Ante este suceso, la Ogricc realizó un despliegue con el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta y se ubicó al menor ileso aguas abajo, quien habría llegado hasta la orilla por sus propios medios y reencontrado con sus familiares. La identidad del menor afectado se desconoce pues  los familiares decidieron no suministrar los datos  y se retiraron del lugar en el que fue hallado.

OTRAS AFECTACIONES  

Otro de los factores que incidió sobre las afectaciones, fue la escorrentía superficial, es decir las corrientes de agua generadas durante las lluvias y que afectó barrios como Pescaíto, Líbano 2000, Santa Cruz, Santa Ana, Las Malvinas, Nacho Vives, Juan XIII, debido al represamiento del líquido y arrastre de sedimento.

ACCIONES DE MITIGACIÓN DEL RIESGO   

La Ogricc indicó en voz de su jefe Jorge Lizarazo, que la  movilidad se vio afectada con una reducción por encharcamientos en vías urbanas y carreteables de la zona rural, tal como ocurrió en el corregimiento de Minca, en la ruta que conduce hacia el sector de Pozo Azul, donde se materializó un deslizamiento  que dejó incomunicados a moradores de sectores aledaños y a turistas.

Lizarazo Álvarez informó que la Alcaldía Distrital ya  articuló acciones con la Concesión Ruta del Sol, para que desplace maquinaria amarilla hasta el lugar y retire el material desprendido, que solo permite  hasta este momento el tránsito peatonal, mientras se desarrolla la intervención mecánica para logrará restablecer la movilidad vehicular.

Entre tanto, un equipo técnico de respuesta adscrito a la Ogricc, se llevó a cabo el corte y retiro de los restos vegetales de dos árboles que cayeron durante las lluvias sobre la quebrada Tamacá y la vereda Girocasaca.

CARACTERIZACIÓN DE LOS AFECTADOS   

Durante las primeras horas del lunes, la Alcaldía Distrital articulará esfuerzos con las entidades operativas que hacen parte del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, así como con la red de voluntariado Cobasa, para ejecutar las acciones de mitigación del riesgo que resulten necesarias en nuevos puntos de afectación identificados y para llevar a cabo la evaluación de daños y análisis de necesidades.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más