HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Declaran calamidad pública ante segunda temporada de lluvias

La decisión fue tomada de manera preventiva, teniendo en cuenta los estragos que causan las precipitaciones en municipios y corregimientos. 

Luego de realizar un diagnóstico articulado entre instituciones y unidades de socorro ante la segunda temporada de lluvia que atraviesa el departamento; el gobernador Carlos Caicedo, decretó calamidad pública en todo el Magdalena.

La decisión fue establecida en conjunto durante un Consejo Departamental de Gestión del Riesgo y Desastre en el que, además, se trazaron objetivos puntuales para contrarrestar cualquier emergencia que se pueda presentar en el departamento.

La determinación fue proferida de forma preventiva como estrategia para dar respuesta ante la materialización de escenarios de riesgos que se pueden registrar en los territorios producto de las inundaciones ante las constantes precipitaciones.

“La estrategia de la calamidad pública es establecer un plan de acción que dé respuesta a las necesidades que ya se han identificado. Este plan de contingencia que es lo más valioso de este Consejo, será abordado por la Oficina de Gestión del Riesgo Departamental”, informó Jaime Avendaño, jefe de la OGRD.

De igual forma, la administración departamental realizará visitas técnicas a los municipios con más riesgos y le solicitará a Unidad Nacional de Gestión del Riesgo apoyo con maquinaria amarilla y más ayudas humanitarias para los damnificados.

Con las calles inundadas, en las que en lugar de vehículos y animales se pasea la ‘tarulla’, así deben vivir varias poblaciones del Magdalena que han sufrido afectaciones por las fuertes lluvias.

En la zona central del Departamento, con eso deben convivir los vecinos del corregimiento de Bálsamo en el municipio de Concordia, quienes piden a gritos la intervención del gobierno nacional a través de la Unidad de Gestión del Riesgo y de la Gobernación del Magdalena.

MÁXIMA ALERTA  

A pesar de las fuertes lluvias que ha tenido el país en las últimas semanas, la ministra de Ambiente, Susana Muhamad y la directora del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), Yolanda González, advirtieron que la segunda ola invernal en el país podrá extenderse hasta octubre, mes en el que se sentirá con más fuerza.

En esta segunda temporada típica de lluvias, probablemente se presenten altas precipitaciones de hasta un 50% sobre lo normal en algunos sectores de las regiones Andina y Caribe, siendo octubre el mes más lluvioso en Colombia, por lo general.

El país ha estado, cabe recordar, bajo la influencia del Fenómeno de La Niña desde el año 2020, una situación atípica que se viene enfrentando. Por esta razón, es altamente probable que este fenómeno se mantenga e incida en la saturación de los suelos y los niveles de los ríos.

Sin embargo, Yolanda González explicó que no solo el fenómeno de La Niña influirá en la segunda ola invernal que se aproxima. “El comportamiento esperado de las variables meteorológicas para los próximos seis meses en Colombia no solo estará influenciado por el ciclo estacional típico de la época del año y de oscilaciones de distinta frecuencia como las ondas intraestacionales y ecuatoriales; sino también dependerá de la evolución de La Niña en lo que resta del 2022”.

NO BAJAR LA GUARDIA 

 “Teniendo en cuenta que prevalecen las condiciones de La Niña es probable que se mantengan durante el segundo semestre del presente año, se esperan acumulados de lluvia por encima de los valores climatológicos, situación que acentuaría los acumulados de lluvia de la segunda temporada de más lluvias que se presenta entre septiembre-octubre-noviembre en algunas regiones del país. Por lo tanto, se recomienda no bajar la guardia en zonas inestables, seguir monitoreando las riberas de los ríos que mantienen niveles altos y tomar medidas preventivas en días que puedan presentarse lluvias extremas”, dijo la directora del IDEAM

LAS RECOMENDACIONES 

Ante esta posible situación también se manifestó Javier Pava, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), quien lamentó la cifra de 83 personas fallecidas que han dejado diferentes eventos ocasionados por las lluvias. “Estamos empeñados en que esta cifra no siga creciendo”, dijo.

La temporada de más lluvias ha significado afectaciones en 454 municipios. De estos, 131 municipios se han declarado en estado de calamidad pública, en 10 departamentos: Chocó, Bolívar, Córdoba, Cundinamarca, Huila, Meta, Norte de Santander, Risaralda, Valle del Cauca y Antioquia.

Pava afirmó que se coordinan acciones excepcionales como respuesta a familias damnificadas. “La proyección indica que estos 131 municipios que están en calamidad pública podrían triplicarse, si los que se encuentran en alerta roja se convierten en eventos, daños, pérdidas y damnificados. Tenemos que hacer un esfuerzo con el apoyo departamental y el apoyo decidido del Gobierno Nacional, para tomar acciones de prevención con el fin de que no aumente este número”, explicó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más