HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Santa Marta no escapa de la problemática de la maternidad temprana

Santa Marta es el segundo distrito con la tasa más alta de embarazos en niñas entre los 10 y 19 años, así lo dio a conocer Jennifer Del Toro, Defensora de los Derechos Humanos, quien le solicita a las autoridades atención y educación sexual en las madres que en su mayoría son menores de edad. Asimismo, comentó que en el municipio de Zona Bananera se han registrado 500 embarazos en adolescentes.

“Este tema de embarazos a temprana edad es un problema social y de salud pública enorme, porque una niña transformada en madre se convierte en un ciclo generador de pobreza. Esas niñas atrapadas en estos circuitos de pobreza que tienen que desertar del sistema educativo, que van a tener que trabajar en empleos precarios y que no van a tener las competencias psicológicas, afectivas ni económicas para asumir la crianza de sus hijos porque están todavía en plena etapa de desarrollo”, dijo Jennifer Del Toro.

Por su parte Camilo George, director del Programa Santa Marta Cómo Vamos, dijo que en el 2020 el 19% de los nacidos vivos eran de madre entre 10 y los 19 años. “Estamos hablando de 1.973 niños que fueron de madres adolescentes. Hay una gran brecha precisamente que está primero con una ausencia enorme de educación sexual reproductiva, se necesita obligatoriamente incluir la educación sexual reproductiva en todos los colegios públicos y privados de Santa Marta, segundo, la posibilidad de que el sistema de salud pública garantice métodos de planificación adecuados y acertados”.

DIFICULTADES PARA ATENDER SU MENSTRUACIÓN

La Defensora de los Derechos Humanos, también reveló la crisis que se vive en el departamento del Magdalena por el poco acceso que tienen las mujeres para adquirir elementos necesarios para atender su menstruación. “Nuestro departamento se ubica con una pobreza estructural que llega en algunos municipios hasta el 80% en donde hay necesidades básicas e insatisfechas.  Las mujeres por esos mismos mandatos de genero lo primero que hacen cuando están expuestas a una situación de pobreza estructural empiezan a sacrificar su propia salud y en este sentido comienzan a destinar ese presupuesto, ese rubro que deberían ser para su propia salud menstrual a otros gastos que consideran más básicos como por ejemplo los alimentos de las familias, de los hijos y algunos otros elementos que son necesarios y básicos para la supervivencia diaria”, agregó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más