HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Reforma Tributaria afectaría a tenderos

Según Fenalco y Undeco, el impuesto a las bebidas azucaradas y alimentos procesados en la Reforma Tributaria es un golpe a los pequeños propietarios de las tiendas de barrio. 

El impuesto a las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados en la Reforma Tributaria presentada por el gobierno de Gustavo Petro impactará de manera directa a los tenderos de los de los estratos 1, 2 y 3 de Santa Marta, así lo aseguró la directora ejecutiva de Fenalco Santa Marta, Angélica Silva.

“El impacto que desde el gremio hemos analizado es que hay un inventario bastante importante en las tiendas de barrio que corresponden a esas categorías, a las bebidas azucaradas y a los alimentos ultraprocesados, especialmente porque son productos que son altamente consumidos por estratos 1,2 y 3”, dijo Silva.

Según el gremio, los alimentos ultraprocesados, que son unos de los productos que se les aplicará el impuesto, son los ítems que más venden los tenderos de los barrios, lo que generaría un efecto directo para ellos.

“Imponer un impuesto a estos productos implica que estos estratos populares pierdan parte de sus dietas alimentaria porque no es fácil sustituir estos alimentos por otros más saludables, dado a que los costos son incluso más altos”.

Por lo anterior, desde Fenalco se ha propuesto que se analice por el mismo sector de las tiendas de barrio, cuál sería el impacto de un tributo.   “Se podría analizar de manera gradual, acompañado también de campañas para educar a la población en general acerca del consumo de alimentos más saludables”, indicó.

Además, Fenalco le solicita al Gobierno de Gustavo Petro que recapacite sobre la idea de gravar las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados, debido a que esto no favorece a los tenderos, quienes están recuperándose económicamente luego de la pandemia del Covid-19.

Por su parte, La Unión Nacional de Comerciantes en Santa Marta, Undeco, advirtió sobre las pérdidas en la economía de los tenderos si se llega a aprobar un aumento en el precio de los alimentos ultraprocesados.

“Los productos que se piensan gravar son los de mayor venta de las tiendas de barrio, entonces estamos haciendo un análisis preciso para poder a través de la Federación Undeco de las diferentes seccionales hacer un pronunciamiento ante el Gobierno Nacional que el tendero es uno de los más afectados”, manifestó Rosa Delia Rueda, directora de Undeco.

Al mismo tiempo dijo que las ventas podrían bajar en un 30%. “Habría una reducción en sus ventas y que, por ende, serían pérdidas para nuestros empresarios del sector de tiendas que redundaría alrededor de un 30% a 40% de sus ventas”, agregó.

Ante esta situación, los tenderos de Santa Marta le piden al Gobierno Nacional que se analice de forma integral la Reforma Tributaria, con el objetivo de visualizar el impacto que puede traer a la economía del país.

“Al aumentar los precios de estos productos van a empezar a bajar las ventas y la verdad es que el cliente no va querer llevar el mismo producto, porque les parecen caros. A veces la gente no cree que las cosas están costosas y piensan que nosotros los tenderos somos los que les estamos aumentando los precios”, manifestó Evelio Cardona, tendero.

Recientemente, Fenalco le solicitó al Ministerio de Hacienda que recapacite sobre la idea de gravar las bebidas azucaradas y alimentos ultra procesados, porque no favorece a los tenderos, quienes están recuperándose económicamente luego de la pandemia. “Es discutible observar cómo se aplican impuestos que perjudican el bolsillo de la gente”, insistió la entidad que dirige María José Bernal.

También se señaló que si se hace un zoom al detalle de los alimentos y bebidas a los que se les aplicará dicho impuesto del 10 %, se tiene que, para una persona comprar dichos productos hoy debe invertir una suma de $111.306, y con las imposiciones del Gobierno en la reforma tributaria dicha inversión aumentaría en $11.131, teniendo un total de $122.437, sin desconocer que sus ingresos económicos serán los mismos, por tal motivo, la economía de los colombianos comenzará a lastimarse mucho más.

“Es importante interceder por una implementación que no golpee a los pequeños comerciantes y tenderos. Para ellos, lo que pase con estos productos los impactará directamente porque dentro de sus productos están las bebidas azucaradas, entre ellas las gaseosas, que es uno de sus principales productos de venta. Si venden gaseosas y ahora las van a gravar con un impuesto, disminuirán las ventas. Es así de sencillo el negocio de los tenderos”, enfatizó Fenalco, al señalar que es angustiante para ellos que cuando empiece a regir este tributo, se embolatarán las ganancias diarias y les tocará recurrir a otra línea de ventas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más