HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Precio del ganado aumentó un 95%  

Según la Asociación de Ganaderos del departamento este incremento se debe a la exportación de reses en pie, que además afecta a las clases más populares porque son quienes adquieren las carnes de segunda clase y las vísceras.    

La buena noticia que recibieron los samarios recientemente sobre la disminución del precio de la carne se puede prolongar en las próximas semanas, porque el valor del kilo irá en descenso en la medida en que las reses no empiecen a ser exportadas en pie a otros países.

De acuerdo con la Asociación de Ganaderos y Comercializadores de Ganado del Magdalena (Asogamag), la salida de los animales en estas condiciones ha repercutido en el valor del ganado, que aumentó en un 95.54%, y esto terminó tocando el bolsillo de los compradores.

Daniel Murcia, director de Asogamag, asegura que el nuevo gobierno debe implementar políticas de reglamentación para la exportación de los bovinos, dado que con el envío a otros países se pierde la oportunidad de que el cuero, el sebo, las vísceras y las carnes de segunda clase, puedan ser aprovechados por las clases populares y las microindustrias.

“Pedimos que se regule la exportación marítima en pie; que se fije el peso individual de cabeza a exportar; que se establezca un cupo anual, que podría ser 100 mil animales; que se reglamente las cuarentenas de reses antes de los viajes; que no se permita la salida en meses de verano, para así evitar que se dispare el precio y que salga la carne de capacidad para la compra de las familias”, expresó Murcia.

Desde el año 2007, según los ganaderos, el Estado viene exigiendo la modernización de plantas y la ejecución de cuantiosas inversiones, con el argumento de que se pueda comercializar internacionalmente la carne en cortes, razón por la que ven incoherente que se dé el envío del ganado por barcos. Sienten que les están violando el principio constitucional de la legítima confianza.

“En los últimos trimestres del 2021 y durante el primero de este 2022 el precio del ganado se disparó y los expendedores en su afán empezaron a sacrificar hembras. Y ese precio que se aumentó, se le transfirió al consumidor final. En Argentina, por ejemplo, la actividad agropecuaria se da para que las personas de ese país puedan aprovechar parte de la carne. No se trata de prohibir, sino de reglamentar para controlar factores especulativos”, explicó el director de Asogamag.

Murcia apunta a que como la exportación está detenida, el precio del ganado ha empezado a bajar de manera paulatina, y aunque todavía no está en su justo precio, el producto ha empezado a ser asequible para los compradores de estratos 1 y 2. Y ante esta tendencia al alza del producto, siempre fue motivo de alarma que pudiera ingresar carne de contrabando y hacia allá se han dirigido las acciones de las autoridades.

“En el Mercado Público está controlada la venta de carne traída de Venezuela, no hay ningún caso que se haya reportado, como también hay un buen control policivo sobre el sacrificio clandestino. El problema lo tenemos es sobre el excesivo precio del ganado trasferido al comprador común, aunque ya empezó a mejorarse, ¡Un dato! Entre 2020 e inicios del 2022 el país sumó 570 mil unidades exportadas.”, concluyó.

En promedio en Colombia hay 0.8 cabezas de ganado por cada habitante. Un contraste con lo que ocurre en Brasil, donde hay 4 reses por cada persona. Y en lo que respecta al Magdalena, el departamento tiene un millón 600 mil cabezas, que significa el 7% del hato nacional.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más