HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

EMERGENCIA MUNDIAL: Ataca la ‘viruela del mono’

El director de la Organización afirmó que la situación es especialmente preocupante en Europa. 

La humanidad quedo ayer atónita ante la eventualidad de una nueva enfermedad de alta transmisibilidad: la viruela del mono, que empezó en África y ha empezado a regarse por todo el universo.

Precisamente, y de manera angustiosa, ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia internacional por el actual brote de la enfermedad, después de que se hayan declarado ya unos 16.000 casos (cinco de ellos mortales) en 75 países, muchos de ellos en Europa, donde la enfermedad no era endémica.

La decisión fue anunciada en rueda de prensa por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dos días después de que un comité de emergencia con expertos en esta enfermedad se reuniera para analizar la posible declaración, que obligará a las redes sanitarias nacionales a aumentar sus medidas preventivas.

«He decidido declarar una emergencia de salud pública de alcance internacional», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmando que el riesgo en el mundo es relativamente moderado, salvo en Europa, donde es alto.

Este comité había optado por no declarar la emergencia en una primera reunión celebrada en junio (cuando los casos eran 3.000), y en esta ocasión, según Tedros, tampoco hubo consenso total entre los expertos. En última instancia, la decisión corresponde al director general.

LOS CRITERIOS 

Entre los criterios usados por la OMS para declarar esta emergencia, señaló Tedros, está el hecho de que «el virus se está transmitiendo rápidamente en muchos países donde no hubo casos con anterioridad».

El máximo responsable de la OMS también indicó que se ha elevado el riesgo de contagio de viruela del mono a un nivel «alto» en Europa, que concentra un 80 % de los casos, mientras se mantiene el nivel «moderado» en el resto de regiones, incluida África, donde la enfermedad es endémica desde hace décadas.

Tedros subrayó que pese a la alerta global el brote «se concentra sobre todo en hombres que mantienen sexo con otros hombres y con múltiples parejas», un colectivo para el que pidió asistencia e información sobre la enfermedad.

«Es un llamado a la acción, pero no es el primero», dijo Mike Ryan, responsable de emergencias de la OMS, quien esperó que la alerta permita una acción colectiva contra la enfermedad.

Es la séptima vez que la OMS declara la emergencia internacional (un mecanismo iniciado en 2005), después de haberlo hecho por la gripe A en 2009, el ébola en 2014 y 2018, la polio en 2014, el virus zika en 2017 y el coronavirus causante de la covid en 2020 (nivel de alerta este último que sigue en vigor).

Y es que desde inicios de mayo se detectó un aumento inusual de los casos fuera de los países de África central y occidental donde el virus es endémico, extendiéndose por el mundo entero, con un fuerte número de contagios en Europa.

La enfermedad ha afectado a más de 16.836 personas en 75 países, según los centros para el control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC) a fecha de 22 de julio.

España es el país más afectado, con 2.835 casos, seguido por Alemania (1.924), Francia (912), Países Bajos (656) y Portugal (515).

Según un estudio del New England Journal of Medicine realizado sobre 528 personas en 16 países (el más amplio hasta la fecha), el 95 % de los casos se contagiaron mediante una actividad sexual.

No obstante, la infección «puede transmitirse a través de cualquier contacto físico cercano», advirtió el autor principal, John Thornhill, en un comunicado. El estudio también probó que «la mayoría de los casos fueron leves y se curaron sin tratamiento».

¿Qué diferencias hay entre la viruela del mono y la viruela normal? ¿Son igual de mortales? 

La viruela del mono suele tener una sintomatología más leve que la de la viruela. Según los CDC, la enfermedad comienza con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos —un síntoma que no tiene la viruela— y agotamiento. Hasta tres días después de tener fiebre, puedes desarrollar un sarpullido en la cara y el cuerpo que evoluciona hasta lesiones en la piel como costras.

El periodo de incubación —es decir, el tiempo desde que la persona se infecta hasta que tiene síntomas— de la viruela del mono suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días, informan los CDC. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

Las personas que pueden tener síntomas de viruela del mono, y aquellas que tienen contacto cercano con ellas, deben comunicarse con su médico si tienen erupciones o lesiones inusuales, indican los CDC.

“La infección se puede propagar cuando alguien está en contacto cercano con una persona infectada; sin embargo, existe un riesgo muy bajo de transmisión a la población en general”, se lee en un comunicado de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés).

Según la OMS, la tasa de letalidad ha variado durante las distintas epidemias, pero ha sido inferior al 10% en los eventos documentados.

¿Cómo se transmite la viruela del mono? 

Canadá investiga casos de viruela del mono en homosexuales

Según la OMS, en casos iniciales el virus de la viruela del mono se transmite a través del contacto directo con la sangre, fluidos corporales, lesiones de la piel o las mucosas de animales que han sido contaminados con el virus.

Por su parte, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) explican que el virus ingresa al cuerpo a través de heridas en la piel aunque no sean visibles, del tracto respiratorio o de las membranas mucosas, como son los ojos, nariz o boca.

Cuando se trata de la transmisión de humano a humano, los CDC indican que puede ocurrir cuando:

¿Existe una vacuna? 

Existe una vacuna aprobada recientemente para la viruela del mono, pero no está disponible de manera amplia, informa la OMS en una actualización de la información sobre el brote publicada el 21 de mayo.

La vacuna antivariólica, de todas maneras, ha demostrado una eficacia del 85% para prevenir la viruela símica, según el organismo, y «puede contribuir a que la evolución de la enfermedad sea más leve», añadió.

La contra radica en que, desde la erradicación de la viruela en 1979, está vacuna tampoco tiene una disponibilidad generalizada según la organización.

La OMS afirma que la única forma de reducir las infecciones es educar a la población sobre qué los factores de riesgo y cómo reducir la exposición. Por ejemplo, reduciendo el riesgo de transmisión de los animales a las personas evitando cualquier contacto con roedores y primates en regiones endémicas y limitar la exposición directa a la sangre y carne, y su cocción a fondo.

En el caso de transmisión de persona a persona, la OMS indica que es preciso evitar el contacto con personas infectadas con el virus por lo que se recomienda el aislamiento de los pacientes en sus casas o en centros de salud. /AFP/MINSALUD 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más