HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Los entrenadores con la “lápida” a cuestas  

DESDE QUE FIRMAN CONTRATO 

En Colombia la mayoría firman por 12 meses y en muchos casos ni siquiera cumplen el periodo espitulado.  El fenómeno se repite en la mayoría de países del continente. 

La decisión de Atlético Nacional de extender por solo seis meses el vínculo de Hernán Darío Herrera como director técnico del club ha revivido la eterna polémica sobre lo efímeros que son los contratos de los entrenadores en Colombia y en el fútbol suramericano en general.

Según reconocen el presidente de Independiente Medellín, Daniel Ossa, y su similar de Envigado FC, Ramiro Ruiz, a nivel local lo más común es que en un inicio se pacten contratos a solo 12 meses.

 “Se pueden firmar indefinido o por tiempo definido, lo más normal es que sea a un año, pero todo depende del proyecto de cada club”, contó Ruiz, al manifestar que tanto él como sus pares de otros equipos tienen que analizar muchas cosas en este periodo, pero sobre todo los resultados.

LOS CLUBES ANTIOQUEÑOS 

En cuanto a los equipos antioqueños se refiere, “El Arriero” Herrera tendrá seis meses para refrendar el título de la Liga que obtuvo en el primer semestre. Si bien se espera que se le valore lo que hizo en el Apertura, es inminente que si no logra realizar una campaña similar en el Clausura, no alcanzará a dirigir al equipo en la Copa Libertadores de 2023, competencia para la que él lo clasificó.

Por su parte, David González, quien vive su primera experiencia como entrenador en Independiente Medellín, firmó contrato con esta institución por 18 meses. El rockero tiene la obligación de volver a llevar al conjunto rojo a la fase semifinal, a la que no había clasificado por cinco torneos consecutivos, racha que terminó el campeonato anterior con Julio Avelino Comesaña, quien aun así salió del club.

Seguramente los hinchas también esperan que González consiga en este lapso una nueva estrella y de no ser así, probablemente también pondrá en riesgo su puesto.

Entre tanto, Alberto Suárez firmó contrato por un año a su llegada al naranja, pero en mayo pasado renovó por otro más. Sin embargo, el inicio de su equipo en esta temporada ha sido discreto, con un empate (0-0) con América de Cali, en la primera fecha, y una abultada derrota con Deportivo Pasto (4-0), en la segunda, lo que bien podría ponerlo en la cuerda floja de no recomponer pronto.

Por su parte, Leonel Álvarez arribó a comienzos de este 2022 a Águilas Doradas, en el que firmó por 12 meses, tiempo que incluso podría no cumplir, salvo que mejore su nivel en la Liga-2.

EL FENÓMENO SE REPITE AFUERA 

Según entrenadores consultados, un año es un tiempo corto si se quiere pensar en un proceso que lleve a obtener resultados en el largo plazo.

El fenómeno de no firmar contratos largos con los entrenadores no se vive solo en Colombia. El ecuatoriano Octavio Zambrano, que en 2018 dirigió al DIM, manifiesta que en los países de la región el estándar es firmar contratos por máximo dos años.

En Brasil el panorama es similar, así lo certifica el entrenador, oriundo de ese país, Paulo Autuori, quien dirigió a Nacional en 2018.

 “Acá habitualmente no se respetan los contratos, por lo general es a un año, pero no existen garantías”, comentó.

El estratega brasileño fue víctima de la inestabilidad de este cargo en Colombia, donde no alcanzó a cumplir el acuerdo que tenía con el equipo antioqueño, del que se despidió prematuramente.

Autuori considera que con estos periodos de trabajo tan reducidos, en cualquier lugar del mundo es “impensable desarrollar un proceso largo, con continuidad y con lógica”.

El experimentado estratega invita a mirar hacia Europa, donde, argumenta, se ven reflejadas las ventajas de tener procesos a largo plazo, en equipos como Liverpool y Manchester City.

 “Más allá de los entrenadores que estén, hablo de poder hacer las cosas de menos a más, con lógica, con una mirada sistémica. Es bueno analizar que ambos equipos no lograron ganar en sus primeros años”, precisó.

Ante la situación, se espera que dirigentes y orientadores busquen mejores acuerdos en pro del fútbol profesional./Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más