HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Accidente terminó con ataque a bala y la muerte de un perro 

Una familia que intentó mediar entre los protagonistas del accidente resultó siendo la más afectada, le mataron un canino y le propinaron varios balazos a la fachada de su inmueble.

En hechos que deberán ser investigados por las unidades de la Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta, un accidente de tránsito terminó en una balacera en el perímetro urbano de esta capital en la noche del sábado.

El suceso se presentó en la calle 32 del barrio Ciudadela 29 de Julio, cerca de la estación de gasolina Petromil, luego de que dos motocicletas chocaron violentamente y los protagonistas se fueron a un cruce de palabras.

De acuerdo a la versión que rodea a este hecho, el presunto culpable del siniestro vial le pidió a los dos ocupantes de la otra moto afectada que lo esperaran hasta el día domingo (ayer), teniendo en cuenta que no contaba con dinero para responderles en el acto.

Lo anterior, no les pareció y continuaron la disputa, de las palabras pasaron a los golpes en plena vía pública. “Como no les pagaron los daños, buscaron piedras y otros objetos contundentes, con los cuales le dañaron toda la moto al presunto responsable del accidente”, dijeron testigos.

“Una familia que reside cerca de donde ocurrió el accidente, salió e intentó mediar para que los ataques verbales y a golpes cesaran, sin embargo los dos jóvenes afectados, que estaban bajo los efectos de las drogas, no querían que nadie se acercara y atacaron a los miembros de este núcleo”, relató un testigo.

Luego de atacar a golpes a la familia que intentó evitar el hecho de intolerancia, los afectados abandonaron el lugar y minutos más tarde regresaron, uno de ellos con un arma de fuego en la pretina de su pantalón.

“El individuo llega y dispara en cuatro oportunidades contra la fachada del inmueble donde reside la familia, uno de los proyectiles impactó a un perro y lo mató. Es lamentable que se presenten este tipo de actos cuando se quiere es que las cosas se solucionen hablando y no a los golpes”, puntualizó el testigo.

Luego de perpetrar el atentado, el desconocido corrió y abordó una moto que lo esperaba a pocos metros, en la cual huyó con rumbo hacia el barrio Primero de Mayo. “Un motorizada de la Policía que en ese momento pasaba cerca al lugar del ataque a bala, persiguió a los bandidos, pero no pudieron alcanzarlos y estos escaparon”, finalizó el testigo.

Hasta el lugar de los hechos llegaron unidades adscritas a la seccional de vigilancia por cuadrantes, quienes se encargaron de recopilar toda la información necesaria para adelantar las investigaciones correspondientes y poder esclarecer lo sucedido.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más