HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Cayó ‘agua a cántaros’ y afectó la movilidad vial

Los usuarios del transporte público se vieron afectados lo mismo que las actividades comerciales en el Centro Histórico 

Un aguacero que se prolongó por varias horas cayó este miércoles en la ciudad tanto en su área urbana como rural generando afectaciones en la movilidad vehicular.

La fuerte precipitación se caracterizó porque cayó ‘agua a cántaros’ alcanzando niveles altos en el río Manzanares lo que activó las alertas tempranas entre los organismos de socorro y las autoridades encargadas de la prevención de desastres.

En las principales avenidas como la Libertador, Santa Rita, Del Río y Ferrocarril hubo abundante agua que inclusive superó el separador vial, mientras que los conductores debieron disminuir la velocidad de sus automotores.

Durante el aguacero de ayer se registraron los tradicionales inconvenientes en la movilidad vial con el agravante de algunos automotores varados que causaron trancones. Varios usuarios del transporte colectivo al llegar a sus destinos tuvieron que bajarse y buscar un sitio para protegerse de la lluvia que ya había pronosticado el Ideam.

En la zona contigua al mercado público cerca al CAI volvieron a presentarse represamientos de aguas lluvias que se combinaron con aguas del alcantarillado y lixiviados de las basuras. Un verdadero río de ‘aguas perfumadas’ recorrió la Avenida del Ferrocarril hacia la Avenida Campo Serrano, un problema que lleva décadas sin resolverse.

Habitantes en los barrios populares y residentes en los cerros tutelares que circundan la ciudad fueron testigos de la furia de las escorrentías que en su descenso venían con piedras y abundante material de arrastre lo que deja en evidencia muchas construcciones ilegales con adecuaciones arbitrarias en terrenos de alto riesgo por deslizamientos.

Por otra parte los moradores en el barrio Alfonso López denunciaron que en las albercas de sus viviendas el agua es turbia y emana malos olores, problemática que ha encendido las alarmas entre la comunidad porque hay varias personas enfermas y otras con erupciones en la piel.

Como es habitual, el aguacero de ayer volvió a formar un encharcamiento frente al condominio Cañaveral y las bodegas donde funcionó por varios años la compañía Dole, toda vez que los desagües son insuficientes ante el alto volumen de agua que cayó. Los motociclistas, conductores de taxis y de vehículos particulares padecieron un verdadero calvario al transitar por esta zona.

La Alcaldía Distrital a través de la Oficina para la Gestión del Riesgo y el Cambio Climático de Santa Marta (Ogricc) permaneció en una comunicación constante con los miembros de los comités de prevención que funcionan en la ciudad mientras monitoreaban los ríos Manzanares, Gaira y las quebradas.

Los organismos de socorro como la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta siguen atentos para la atención por desbordamientos o inundaciones que puedan registrarse en esta segunda temporada invernal.

PARA EL FIN DE SEMANA 

De otro lado el Ideam entregó una actualización de los pronósticos hidrometeorológicos para lo que queda de esta semana, señalando un incremento de lluvias en gran parte del país para los próximos días debido al paso de las ondas tropicales propias de la actual temporada de huracanes a nivel internacional.

Como es tradicional, la autoridad nacional de meteorología entregó pronósticos a nivel general por regiones, en el que anunció que del jueves en adelante se incrementará las lluvias en el centro y occidente del país. Sin embargo, de manera específica, la jefe de la Oficina de Pronósticos y Alertas del Ideam, Martha Cadena, recomendó especial atención en la zona insular de San Andrés debido a las fuertes lluvias que se esperan para estos días.

“Hay que estar atentos al ingreso de la siguiente onda tropical hacia el fin de semana cuando se volverían a intensificar las lluvias sobre la Orinoquia y en el desplazamiento de la onda a lo largo del país nuevamente dejarán precipitaciones sobre el centro y occidente”, informó Cadena.

Una vez más, el Ideam pidió al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo afianzar las medidas de prevención dado que se encuentran en alerta por crecientes súbitas y aumento de los niveles en las cuencas de la región Caribe, el bajo Magdalena, sectores del centro y sur de la región Caribe, piedemonte de la Orinoquia, y centro y norte de la región Andina, en todas estas regiones también hay posibles afectaciones por deslizamientos de tierra.

EN EL DEPARTAMENTO 

La Oficina de Gestión del Riesgo Departamental, en coordinación con las Secretarías de Salud, Educación e Infraestructura y Aguas del Magdalena, trabajan en conjunto para generar responsabilidad ciudadana ante las fuertes y repetidas precipitaciones que se puedan registrar en esta parte del Caribe Colombiano.

De acuerdo a los pronósticos emitidos por Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales -Ideam- y ante la información de patrones de circulación de la atmosfera y del océano; a partir del 1 de junio hasta el 30 de noviembre inició la temporada de ciclos tropicales en el Mar Caribe; razón por la que, desde ya, el gobernador Carlos Eduardo Caicedo Omar, lidera acciones para contrarrestar cualquier emergencia que pueda generarse el Magdalena.

Las autoridades marítimas y ambientales precisaron que, durante este periodo existe mayor probabilidad de que se formen huracanes o fenómenos menores como; onda tropical, ciclón, depresión tropical y tormentas eléctricas; por lo que el mandatario Departamental articuló trabajos entre la Oficina de Gestión del Riesgo y las Secretarías de Salud, Educación e Infraestructura y Aguas del Magdalena, con el objetivo de extremar las medidas de seguridad en beneficio de los magdalenenses, en especial de quienes residen sobre subregiones del Río y la Sur.

En ese sentido, María Victoria Moscarella, jefe de la OGERD, entregó recomendaciones a la ciudadanía. “Nos estamos preparando para prever cualquier eventualidad. Les recomendamos a todas las personas que si viven cerca de ríos o quebradas, observen y vigilen sus niveles, si ven que aumenta o hay represamientos, hay evacuar con rapidez; no exponerse en zonas de riesgo de deslizamiento o inundación; no arrojar basuras porque esto podría obstruir el sistema de alcantarillado y provocar inundaciones; limpiar los techos, canoas y bajantes para evitar inundaciones en las viviendas; evitar paseos o bañarse en los ríos mientras permanezca lloviendo y tronando, entre otras”.

Por su parte, desde la Secretaría de Salud Departamental puntualizó en la importancia de generar conciencia ciudadana, toda vez que, con las lluvias, aumentan las enfermedades por el Dengue, Chikungunya y Zika, razón porque la que se invita a realizar jornadas de recolección de inservibles y garantizar la disposición adecuada de los residuos sólidos con el fin de mitigar los criaderos de huevos de mosquitos; cambiar frecuentemente el agua de los floreros, y diariamente el de los bebederos de los animales.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más