HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

Colombia aún desconoce la diversidad del 60% de sus abejas

Las abejas, que corren el peligro de extinguirse, es otra de las especies que Colombia tiene el deber de proteger debido a la gran diversidad que posee, es una de las reflexiones que surgen hoy en su día Mundial.

La ONU afirma que “las abejas y otros polinizadores, como las mariposas, los murciélagos y los colibríes, están, cada vez más, amenazados por los efectos de la actividad humana” y en Colombia la riqueza de abejas nativas es superior a 400 especies de las cuales 150 solo estan en la Amazonía, según datos del Instituto SINCHI.

El número de especies de abejas existentes en la Amazonía, de acuerdo con los investigadores del SINCHI, hace de este un ecosistema altamente diverso, pero aún por explorar.

El Ministerio de Ambiente confirmó que el inventario de especies está en proceso, y se calcula que falta por conocer un 60 % de las especies de Colombia teniendo en cuenta que en el mundo hay aproximadamente 1.500 especies de abejas silvestres nativas distribuidas en todas las regiones naturales.

Además, según datos del MinAmbiente, Colombia se ubica entre los primeros países en número de especies en Latinoamérica, junto con México y Brasil.

De acuerdo con el Instituto SINCHI, las abejas son vitales para el mantenimiento de los bosques pues son responsables de la producción de alimentos fundamentales en las dietas saludables de los humanos y de diversas especies de vertebrados.

En ese sentido, se prevé que sin especies polinizadoras, muchas plantas no podrían producir semillas ni reproducirse. Además, sin plantas para proveer polen, néctar, entre otros, muchas poblaciones animales disminuirían afectando el mantenimiento y conservación de otras especies. Se calcula que alrededor de 25.000 especies de plantas dependen de una abeja que transporte el polen para su fecundación

Entre las muchas tareas para mejorar la situación actual de las abejas en la Amazonia colombiana, el Instituto SINCHI destaca, por ejemplo, desde proteger las colonias de abejas silvestres, mantener los ecosistemas forestales, reducir o modificar el uso de pesticidas hasta comprar miel y productos derivados de la apicultura a agricultores de la Amazonia.

Precisamente, gracias a su producción de miel, las abejas tiene un el papel importante en el desarrollo en la economía rural de Colombia por la venta de miel, propóleos y otros productos derivados que en el país ya representan un negocio creciente.

Según el MinAmbiente, la meliponicultura, que es la cría y manejo de abejas sin aguijón, se ha convertido en una actividad económica creciente en el país, con iniciativas en diferentes regiones, principalmente en Antioquia y recientemente en la Amazonía; esta actividad potencia la conservación de los bosques naturales.

/Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más