HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Dos ‘trampas humanas’ entre las calles 21 y 22 

Lo más insólito es que los huecos se están convirtiendo en canecas públicas llenas de basuras y desperdicios de todo tipo. 

El comercio que se encuentra sobre la Avenida Campo Serrano (carrera 5) hizo un llamado a las autoridades competentes para que ordene el arreglo de dos huecos peligrosos ubicados entre las calles 21 y 22.

Las denominadas ‘trampas humanas’ quedaron después del deterioro que se presentó en las tapas de las cajas que protegen el cableado de telefonía celular y por donde además pasa la tubería de gas natural.

Un comerciante del sector explicó que inicialmente había un hueco pequeño a donde cayó una niña quien quedó atrapada y su padre desesperado terminó destruyendo la delgada capa de concreto y poder auxiliar a su hija.

Desde ese mismo instante toda la tapa se fue desgastando hasta que colapsó dejando un enorme hueco a la intemperie, el cual representa un riesgo inminente a los transeúntes que caminan sobre el corredor comercial de la Campo Serrano.

Lo más insólito del caso es que el hueco ubicado en la esquina de la calle 21 con carrera 5, en pleno Centro Histórico, está siendo usado como caneca pública ya que lo han rellenado con vasos y botellas plásticas, también con latas, icopor y todo tipo de desperdicios.

Gracias a las denuncias que se han difundido a través de este medio de comunicación, la Alcaldía Distrital ha conminado a las empresas competentes para que procedan a la reparación de las tapas y se puede sellar las ‘trampas humanas’ evitando alguna tragedia que pueda dar origen a un proceso legal.

Vale mencionar que en la misma acera y a pocos metros de llegar a la calle 22, frente al almacén El Tío, se encuentra otro gran hueco el cual registra una profundidad considerable y amerita una reparación urgente.

Una vendedora de bisutería que ofrece sus productos en la carrera 5 dijo que ha sido testigo de algunas caídas en la zanja y que todas han sido por pura distracción.

“En este hueco hemos auxiliado a más de tres personas que vienen es mirando el celular y no se dan cuenta por donde caminan. Por fortuna han sido leves caídas, sin fracturas, pero sí con golpes y un susto tremendo”, anotó la vendedora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más