HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Más de dos millones de estudiantes en riesgo por el paro armado

Las acciones violentas del Clan del Golfo que están ocurriendo en varios territorios están poniendo en riesgo a más de dos millones de estudiantes de Córdoba, Bolívar, Antioquia, Sucre, Chocó y Magdalena.

Es la denuncia que están realizando más de 200 organizaciones de la sociedad civil que propenden por la protección de la niñez colombiana.

Según informaron, la alerta viene de la Defensoría del Pueblo, la cual precisó que, por los actos violentos, varios colegios de estas regiones han sido cerrados. Por ejemplo, la Institución Educativa 24 de Mayo de Cereté, Córdoba, estuvo en riesgo por disparos, amenazas con armas e intimidación a estudiantes por parte de actores armados.

En un pronunciamiento oficial, las organizaciones de la sociedad civil pidieron a las autoridades respectivas tomar medidas inmediatas para garantizar los derechos a la integridad personal y a la educación a los menores de estas regiones.

“Llamamos la atención del Estado para que adopte medidas que protejan a las comunidades educativas de acciones que interrumpan el aprendizaje y siembren el miedo en niños y niñas”, dice el comunicado.

Una de esas medidas, según la misiva, es la adopción de la Declaración de Escuelas Seguras, que desde 2016 ha sido suscrita por 80 países, la cual permite disuadir el uso militar de las escuelas por parte de todos los actores en conflicto, el cual infringe las normas internacionales vigentes.

Señalan que “solo con escuelas seguras es posible garantizar a estudiantes, profesores y comunidades un entorno de aprendizaje preparado para emergencias, consecuencias psicosociales de la guerra y protección del reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos armados, la violencia sexual y la trata de personas. Por eso no se comprende cómo una nación con un conflicto armado desde hace medio siglo, que afecta a instituciones educativas, estudiantes y maestros, no está en la lista de firmantes de la Declaración de Escuelas Seguras”.

Según la Coalición Mundial para Proteger la Educación de Ataques (GPCA), en el marco del conflicto armado colombiano durante 2020 y 2021, se registró un incremento de ataques a escuelas, con 35 casos, frente a 9 y 24 casos en 2019 y 2018, respectivamente.

Este incremento también es señalado por Save the Children en su informe sobre la situación de ataques contra la educación durante el 2021, con 66 casos. Por su parte, la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO), señaló que en 2021 un total de 5.530 niñas, niños y adolescentes fueron afectados por ataques y ocupación de escuelas, hospitales y otros bienes civiles.

/Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más