HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

El presidente Macron promete una Francia más independiente

El mandatario centrista Emmanuel Macron se comprometió ayer sábado a trabajar «sin descanso» en pos de una Francia «más independiente» y «más fuerte», al asumir un nuevo mandato de cinco años tras la pasada elección presidencial. 

«Actuar sin descanso con un objetivo: ser una nación más independiente, vivir mejor y construir nuestras respuestas francesas y europeas a los desafíos de nuestro siglo», dijo Macron durante una ceremonia sobria en el Palacio del Elíseo.

Su investidura llega a poco más de un mes de las elecciones legislativas, en las que buscará renovar su mayoría parlamentaria, si bien una gran parte de franceses, según sondeos publicados tras su reelección, quiere que la pierda.

A diferencia de 2017, su alianza de centro-derecha afrontará un frente de izquierdas, que busca impedir que Macron lleve a cabo polémicas reformas como el retraso de la edad de jubilación de 62 a 65 años, así como una extrema derecha fuerte.

«La elección presidencial no ha solucionado nada. Macron es un presidente sin mandato», estimó este sábado el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, líder de esta alianza al haber obtenido casi un 22% de votos en la primera vuelta de esos comicios.

Macron se convirtió el 24 de abril en el primer mandatario en lograr la reelección en dos décadas tras derrotar de nuevo en el balotaje a la ultraderechista Marine Le Pen con un 58,55% de votos, unos 7,5 puntos menos de ventaja que en 2017.

Después que el presidente del Consejo Constitucional, Laurent Fabius, proclamara oralmente los resultados, con error de cifras incluido, y recordara la «acumulación de crisis» durante su primer mandato, Macron prometió ser un «presidente nuevo».

Elegido en 2017 con un impulso reformista y europeísta, el político liberal enfrentó una serie de protestas sociales contra su política hacia las clases populares, una pandemia mundial y los efectos de la guerra en Ucrania.

«UNIR Y PACIFICAR»  

«Este pueblo nuevo, diferente de hace cinco años, confió a un presidente nuevo un mandato nuevo», aseguró Macron, de 44 años, que prometió «unir y pacificar» Francia, así como «legar un planeta más habitable» y un país «más fuerte».

La ceremonia de investidura se celebró en el salón de baile del Elíseo ante unos 450 invitados, entre ellos sus predecesores, el socialista François Hollande y el conservador Nicolas Sarkozy.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más