HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Encontraron camioneta con la que fue arrollada la periodista que murió

Familiares de la periodista denuncian que ha habido negligencia por parte de las autoridades.

Hasta las “últimas instancias” dijeron que van a llegar los familiares de  la periodista samaria, Raquel Carolina Barrios Mejía, tras denunciar un supuesto caso de negligencia por parte de las autoridades luego del accidente de tránsito del que víctima y que, ocasionó su muerte en la tarde de este sábado.

Yolanda Mejía, madre de la periodista deportiva con lágrimas en sus ojos y un profundo dolor que le embarga por la pérdida de su hija mayor, sacó fuerzas y por medio de un video realizó una denuncia pública en contra de la Policía Metropolitana de Santa Marta y la secretaría de Movilidad Distrital.

La progenitora de la víctima informó que Raquel sufrió el accidente el pasado 6 de abril por una presunta irresponsabilidad de Matilde Maestre, exsecretaria de la oficina de Cultura departamental de la Gobernación del Magdalena, en la administración de Rosa Cotes. “Según los testigos mi hija duró entre 10 y 15 minutos esperando una ambulancia, todo el mundo vio que estaba gravemente herida. Tránsito, Policía y el Distrito nunca llegaron. Cuando a la señora que conducía el auto le dicen que mi hija ha reaccionado, algo que fue mentira porque a pesar de que tuvo 10 días ella nunca reaccionó, se arrodilla y le da gracias al cielo porque mi hija estaba bien”, expresó.

Encontraron camioneta con la que fue arrollada la periodista que murió

La mujer aprovechó para mostrar su descontento hacia el accionar de las autoridades locales, pues al parecer la conductora del vehículo habría llamado a un abogado y autorizó que el carro fuera removido del lugar del accidente. La camioneta fue llevada a un taller de latonería y pintura, al parecer para reparar los daños.  “Ellos, ‘la Policía’ tenían conocimiento del accidente y jamás llegaron donde sus padres, ningún agente de tránsito, ningún patrullero a pedir información; hoy encuentro un señor del tránsito pidiendo información, pero pregunto si no hubo policías, agentes, ¿cómo saben que hubo un accidente?”, agregó.

Por otro lado, se pudo conocer que desde aquel 6 de abril, la familia y allegados a Raquel permanecieron a las afueras de la clínica Bahía donde recibían dictámenes médicos del estado de salud de la mujer. Sin embargo, no recibieron el llamado o la visita en el centro médico de alguna autoridad para adelantar las investigaciones correspondientes, o preguntar por el estado de salud de la periodista y del conductor de la moto.

“De que le sirve a sus padres, a sus hijos y demás familiares, que vengan ahora a preguntar ¿qué pasó?; ya mi hija no está, ella necesitaba el apoyo en el momento en el que sufrió el accidente. Denuncio públicamente a la Secretaría de Movilidad del Distrito, a la Policía Nacional y a la alcadesa Virna que es mi prima y jamás recibí de ella ni siguiera un mensaje de consuelo como alcaldesa”, puntualizó la mujer.

LLAMADO 

Los familiares de Barrios Mejía hicieron un llamado a las autoridades competentes para que se haga justicia y adelanten las averiguaciones correspondientes del caso, y se haga justicia en medio de su irreparable pérdida.

ASÍ OCURRIÓ EL ACCIDENTE 

Del siniestro vial se supo que la  joven comunicadora en esa noche tomó una mototaxi en la calle 15 entre carrera y séptima del barrio Los Alcázares con destino a su casa, sin embargo, entre la carrera 18 y 20, muy cerca de su lugar de residencia fue impactada por un vehículo tipo camioneta, presuntamente conducida por una exfuncionaria de la gobernación del Magdalena.

Según lo informado en su momento por Luis Barrios, padre de la víctima la joven samaria cayó abruptamente contra el pavimento y se golpeó fuertemente la cabeza, lo que le produjo un trauma craneoencefálico severo en la parte frontal y fracturas en una de sus piernas.

Rápidamente, la afectada fue auxiliada por residentes del sector y llevada de forma inmediata hasta la clínica Bahía, en donde los médicos de turno la intervinieron en el cráneo para extraer un hematoma y posteriormente le hicieron un drenaje para que la sangre no le invadiera el cerebro.

Posteriormente, pese a que la cirugía fue un éxito, el estado de salud continuaba siendo delicado, por lo que ordenaron su remisión a la Unidad de Cuidados Intensivos UCI de la clínica Avidanti, donde muy a pesar de todos los esfuerzos de los médicos, murió en la tarde de ayer sábado debido por un paro cardiorrespiratorio.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más