HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

‘Viacrucis’ por huecos y falta de agua en Centro Histórico

El costo promedio por cada carrotanque oscilaba entre los $130.000 y $150.000 convirtiéndose en un golpe al bolsillo de los samarios. 

Un verdadero ‘viacrucis’ tuvieron que soportar durante esta Semana Santa los habitantes, turistas y empresarios del sector hotelero ante la falta del preciado líquido en el Centro Histórico.

El problema del desabastecimiento de agua potable sumado al robo de las tapas a los registros que dejaron huecos peligrosos en algunas calles céntricas, fueron los ‘lunares negros’ de la temporada religiosa que acaba de finalizar.

Gracias a las denuncias y advertencias hechas a través de este medio periodístico sobre el riesgo a los transeúntes de caer en esas trampas, las autoridades encargadas tienen previsto el arreglo de un hueco ubicado sobre la carrera 4 (peatonal) con calle 15 esquina, más exactamente frente a la entrada de la entidad bancaria AV Villas.

En esa misma carrera que es exclusivamente para los peatones con la calle 14, la Alcaldía Distrital conminó a la UT Amoblamiento Urbano para que reparara los adoquines destruidos y además a instalar dos tapas en concreto para sellar las ‘trampas humanas’.

Cabe mencionar que prácticamente durante la Semana Santa no hubo agua en el Centro Histórico, situación que obligó a los propietarios de establecimientos de alojamiento a contratar el servicio de carrotanques para poder abastecerse y brindar atención a sus huéspedes.

Según la denuncia recibida por este medio, el costo promedio por cada carrotanque oscilaba entre los $130.000 y $150.000 convirtiéndose en un golpe al bolsillo de los empresarios. “Es increíble que sigamos en este mismo viacrucis cada vez que llega Semana Santa o en cualquiera otra temporada, no sabe usted amigo periodista el grave perjuicio que nos origina la escasez de agua en un destino turístico”, indicó.

INVASIÓN DE FERIAS 

Darío Mosquera, en calidad de presidente de la Fundación de Guías de Turismo, dijo que la temporada de Semana Santa fue positiva ya que permitió seguir por la senda de la reactivación turística.

“Tuvimos bastante trabajo y muchos toures hacia el Parque Natural Tayrona, Minca, Taganga, Playa Blanca, la Quinta de San Pedro Alejandrino y demás atractivos. Lástima la cantidad de puestos de artesanías que afearon la bahía y el camellón, no sé a quién se le ocurrió entregar ese permiso allí que ayudó al deterioro del entorno urbanístico”, manifestó.

Por otra parte, también lamentó la ubicación de ferias artesanales en el Parque de Los Novios y el Parque Simón Bolívar porque dieron una mala imagen de la ciudad.

Si bien es cierto que la temporada fue una oportunidad o redención económica a muchas familias, no deja de preocupar que la ubicación de ferias artesanales en espacios públicos emblemáticos termina siendo un pretexto que fomenta la informalidad y el rebusque en un mercado persa a cielo abierto.

Antes del inicio de la Semana Santa la presidenta de la Corporación Centro Histórico, Diana Giraldo, puso el ‘dedo en la llaga’ para advertir sobre la mala ubicación de una feria artesanal en zona de playa. Solicitó de manera respetuosa a las autoridades que se reubicará hacia el sector contiguo a la plazoleta de jugos, pero lastimosamente no tuvo eco.

Este medio periodístico conoció el permiso a dicha feria firmado el 4 de abril por el secretario de Gobierno distrital encargado, Bayron Arrieta Jiménez. El responsable y peticionario del evento privado (feria artesanal) es Alime Ruidiaz, quien elevó la solicitud formal por escrito el día 17 de marzo y obtuvo permiso de funcionamiento para 23 carpas removibles en el periodo comprendido entre el 5 de abril hasta el 8 de mayo en la zona de arena del Camellón de la Bahía en un horario de 8:00 de la mañana hasta las 11:00 de la noche.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más