HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

‘Estamos orando por todos los candidatos’

Monseñor Luis José Rueda Aparicio presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia aseguró durante los actos litúrgicos de la Semana Santa que en Colombia nos hace falta salir de la indiferencia y pasar al amor al estilo de Jesús, con los brazos extendidos y heridos, y con los pies dispuestos a trabajar por la reconciliación y por la paz.  

“Las cruces las debemos cargar entre todos. El papa Francisco y la Iglesia está anunciando el camino sinodal, que no vaya cada uno por su lado, que no vayamos individualmente buscando las soluciones. Las soluciones sociales, económicas, políticas, morales, espirituales, las concede Dios si trabajamos en comunidad, si caminamos juntos los colombianos, si no nos dividimos, si no nos volvemos enemigos supremos unos de otros, si no caemos en el síndrome de Caín”, agregó.

EL LLAMADO A LOS CANDIDATOS  

 “Estamos orando por todos los candidatos, ellos son hombres y mujeres ciudadanos de nuestra patria; alguno de ellos va a ser elegido por todos los colombianos para que dirija los destinos de nuestro país. Entonces, el llamado es: sintámonos hermanos, sintámonos miembros de la Colombia que acoge a todos y sean capaces ustedes como candidatos –se los digo de corazón- de vivir un ejemplo de reconciliación, tengamos argumentos, pensemos distinto pero no nos agredamos, y no permitamos que la mentira acompañe los procesos electorales porque la mentira lleva a la muerte y a la destrucción”, expresó.

A LOS GRUPOS ARMADOS  

 “A todos los que han optado por los caminos de la guerra y de la violencia, en el Pacífico colombiano, en Arauca, en todas las periferias, también en las periferias de las grandes ciudades, queremos decirles que los amamos, que los estamos perdonando, los estamos esperando, que es necesario que ellos den un paso hacia la vida y hacia la paz, que entendemos que en la historia de todos ellos ha faltado el amor, ha faltado Dios, ha faltado la familia, pero que no los rechazamos, que los acogemos y los esperamos para que trabajemos juntos, que paren la guerra, que cese la violencia, que no recluten niños, que no siembren minas antipersonales, que no enreden la vida de los campesinos con la violencia, que los dejen trabajar en paz, que el Chocó y el Pacífico y todas las periferias de Colombia tienen futuro, si ellos son capaces de poner las armas y de convertirse en obreros de la reconciliación y de la paz”, indicó.

“Estamos pidiendo perdón, empezando por nosotros los miembros de la Iglesia, pidiendo perdón nosotros los obispos, sacerdotes, por todo aquello que no hemos hecho con la claridad y el amor que Jesús lo haría. Estamos pidiendo perdón porque cuando nos reconocemos nosotros también equivocados, cuando reconocemos que hemos fallado, no vemos la pajita en el ojo ajeno sino que vemos la gran viga que tenemos nosotros. Entonces hemos pedido perdón empezando por nosotros los sacerdotes, los ministros de la Iglesia”, señaló.

MENSAJE FINAL  

 “El Viernes Santo nos debe llevar a contemplar a Jesús que ante Pilatos le dice: “¿Tú eres rey?”. Él dice: “Yo soy rey, tú lo has dicho, a eso he venido, a dar testimonio de la verdad”. Quiero invitar a que contemplemos la verdad, y la verdad pasa por la cruz, la verdad le hace falta a Colombia, si hay verdad tenemos menos violencia, si hay verdad, trabajaremos juntos para sacar adelante este país que nos necesita”, finalizó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más