HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Samarios recurren al ‘segundazo’ en textos

En la actualidad todo se ha convertido en un negocio y los textos educativos representan un producto más dentro de la canasta escolar. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

En esta época de temporada escolar y de retorno a la presencialidad en las aulas de clases, muchos samarios se las han ingeniado para recurrir al popular ‘segundazo’ en los textos educativos.

Por esa razón visitan los locales de compra y venta de libros que funcionan en la galería comercial contigua a la plaza principal del mercado público, en donde es posible la adquisición de textos de segunda en buen estado, pero además el intercambio de estos.

Samarios recurren al 'segundazo' en textos

Según lo manifestado por Nelson Acosta Giraldo, propietario de la librería Miraflores, son varios los padres de familia que por estos días visitan su local a llevarle libros y textos educativos usados por sus hijos para la venta y posterior compra de otros que les exigen en este año escolar.

“Acá contamos con una gran variedad de material educativo de diversas editoriales que pueden ser reutilizados por los estudiantes y en el caso de no tener en el momento algún texto en particular se lo podemos solicitar porque lo importante es satisfacer la necesidad de los padres”, indicó Acosta.

Fue categórico al manifestar que en su local comercial también se da la posibilidad del canje o intercambio de textos educativos aportando algún dinero adicional siempre y cuando los productos estén bien conservados.

Vale mencionar que la oferta de los textos escolares usados no solo corresponde a las exigencias académicas de la primaria, básica y del bachillerato ya que además existen algunos libros universitarios y de áreas especializadas como la psicología, medicina, derecho, entre otras.

Otro propietario de una librería ubicada en la galería comercial del mercado comentó que no todos los textos escolares y libros educativos son objeto de compra o venta ya que algunos de ellos traen una clave para internet que ya está caducada o inclusive libros descontinuados.

Aseguró que anteriormente en los colegios e instituciones educativas existía un convenio con las editoriales lo cual garantizaba una continuidad en el uso de los textos escolares, por eso  en un mismo hogar los libros y textos servían a todos los estudiantes según el grado que hacían.

En la actualidad todo se ha convertido en un negocio y los textos educativos representan un producto más dentro de la canasta escolar, en donde algunos rectores se asocian con las editoriales para obtener beneficios económicos o de otro tipo a cambio de acoger una serie de libros para una determinada vigencia.

Gracias al ‘segundazo’ algunos padres de familia logran resolver de manera ingeniosa y recursiva la exigencia académica en los establecimientos educativos ante la preocupante realidad económica y la carestía general que continúa exprimiendo los bolsillos samarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más