HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

CIDH estudiará crimen de sindicalista asesinado imputado a Salvatore Mancuso

 La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), anunció que estudiará el asesinato del lider sindical, Óscar Darío Soto Polo,  para determinar si hubo responsabilidad del Estado colombiano en el crimen.

Esta decisión la tomó el órgano internacional como respuesta a una petición que hizo la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) el 2 de abril de 2013, solicitando que el Estado colombiano sea declarado internacionalmente responsable por el asesinato del lider sindicalista y el estado de impunidad en que se encuentra el proceso, pues solo existe una condena referente a este caso tras cerca de 20 años del hecho.

“En el caso actual, la investigación penal se inició en junio de 2001, y aunque en el curso de los siguientes veinte años las autoridades investigativas han realizado múltiples actuaciones de tipo probatorio – que están descritas en las presentaciones de ambas partes al presente procedimiento–, lo cierto es que transcurridas dos décadas, aún no ha sido posible identificar, juzgar y sancionar a todos los responsables del homicidio del señor Oscar Darío Soto”, dice la Comisión.

Es decir que solo ha sido condenado  el paramilitar Víctor Alfonso Rojas  alias “Jawi” como autor intelectual, a pesar de que el 16 de junio de 2016 el comandante paramilitar Salvatore Mancuso aceptó su participación en los hechos por línea de mando y luego fue imputado.

Agrega la CCJ en la petición que “tampoco se han investigado en forma exhaustiva o concluyente los graves señalamientos realizados por las víctimas y sus representantes sobre posible participación de agentes del DAS en el homicidio; a este respecto salta a la vista que no se ha vinculado al proceso en tanto sindicado a ningún agente estatal, sea de dicho organismo de seguridad o de la Fuerza Pública,”.

Oscar Darío Soto era un líder sindical en el departamento de Córdoba. Al momento de su muerte era Presidente de la Seccional de Montería del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de las Bebidas en Colombia (SINALTRAINBEC), y miembro del Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Trabajaba como operario de la empresa embotelladora Román, la cual procesaba las bebidas de la marca “Coca-Cola” en Colombia.

El día de su muerte sufrió un atentado mientras caminaba rumbo a su residencia en  Montería junto a su hija de ocho años, por dos sicarios que se desplazaban en una motocicleta, quienes le dispararon a quemarropa causando instantáneamente su muerte. La niña pudo escapar con vida, pues huyó corriendo a esconderse al ver a los asesinos aproximarse a su padre.

Ante esta decisión Moisés David Meza, coordinador del área de litigio internacional de la CCJ, explicó a Colprensa que este informe “demuestra que existen elementos suficientes para que este órgano internacional entre a analizar la posible responsabilidad del estado colombiano tanto por estos hechos tanto por acción como por omisión”.

De igual forma dice que se espera que esta decisión motive a las entidades encargadas en la investigación de juzgar a los responsables en Colombia “para que hagan sus labores de manera correcta y así pueda avanzar”.

/Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más