HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Disidencias estarían detrás del ataque con maletas bomba en aeropuerto de Cúcuta

Las disidencias del frente 33 de las extintas FARC, lideradas por alias ‘Jhon Mechas’, serían los responsables intelectuales del ataque de hace dos semanas con dos maletas bomba en el Aeropuerto Internacional Camilo Daza de Cúcuta, Norte de Santander, que dejó tres muertos, entre ellos dos técnicos antiexplosivos de la Policía Nacional.

Así lo reveló este miércoles el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, quien entregó detalles de las cinco personas capturas señaladas de ser los autores materiales del atentado que habrían sido contratadas por las disidencias de las extintas FARC.

A los capturados presentados por la Fiscalía se les atribuye haber viajado de Medellín a Cúcuta para definir la logística, y la preparación y activación de los artefactos explosivos.

“De toda esta cronología hay abundante evidencia técnica y material. Todos los movimientos de los hoy capturados tanto en Medellín como en Cúcuta están documentados. Hay videos de cámaras de seguridad, interceptaciones, elementos como prendas de vestir y rastros de los explosivos encontrados en los lugares donde estuvieron estas personas”, sostuvo el Fiscal Barbosa.

Los detenidos, tres hombres y dos mujeres, ubicados en el corregimiento Santa Helena y en la ciudad de Medellín, en Antioquia, fueron identificados como Sebastián Moreno Maya, alias Sebas; y su compañera sentimental Nayibe Alexandra Londoño Carrillo; Adrián Kaled Guzmán, Yuly Mileidy Mazo y Diego Felipe Maya González.

La Fiscalía les imputó los delitos de: homicidio y tentativa de homicidio agravados; terrorismo; y fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos.

DETALLES DE LA INVESTIGACIÓN

Las investigaciones de la Fiscalía dan cuenta de que, entre octubre y noviembre, Cristian Camilo Muñoz Manjarrez, quien murió en la acción criminal; Diego Maya y Nayibe Londoño viajaron de Medellín a Cúcuta y, al parecer, se trasladaron a zona rural de Tibú (Norte de Santander), donde se habrían reunido con jefes de las disidencias del frente 33 de las FARC, se comprometieron a ejecutar el atentado y, supuestamente, recibieron instrucción en manejo de explosivos.

El 5 de diciembre último estas tres personas, junto a Sebastián Moreno Maya, Adrián Kaled Guzmán y Yuly Mileidy Mazo, volvieron a movilizarse de Medellín a Cúcuta, en un bus de servicio público en compañía con su hija menor de edad.

Los hoy procesados se hospedaron en un hotel del centro de la ciudad y en dos casas ubicadas cerca del aeropuerto. Asimismo, se constató que, presuntamente, usaron una carreta para simular que vendían refrescos y poder acercarse a la terminal aérea para hacer vigilancias.

La noche del 13 y la madrugada del 14 de diciembre, vestidos de negro, recorrieron en varias oportunidades las inmediaciones de la pista del aeropuerto. Pasadas las 5:00 a.m., dos hombres cruzaron la reja e ingresaron. A uno de ellos se le explotó un artefacto que llevaba en una maleta que cargaba en la espalda, y murió. El otro explosivo, compuesto por cerca de 30 kilogramos de pentolita, estalló luego ante la presencia de los técnicos antiexplosivos de la Policía Nacional.

También se conoció que, previó al ataque, contrataron a un hombre para que recogiera sus pertenencias y las botara.

/Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más