HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¡El Rodadero está full, no hay cupo para más gente!

Los turistas deben exigir el chaleco de seguridad al subirse a las lanchas, kayak, bicicletas marinas o gusanos inflables. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Es sin lugar a dudas una de las temporadas de mayor concurrencia de los últimos años. Algunos empresarios hacen análisis de épocas antes de la pandemia, y no recuerdan haber visto tanta gente como la que observan por estos días. Y sin haber comenzado en firme la temporada vacacional, por cuanto aseguran que la misma empieza en firme a partir del 30, ya al balneario no le cabe una persona más.

La playa permanece llena, los negocios, restaurantes, refresquería, almacenes, supermercados, comercios en general, todo permanece atiborrados de clientes. Ello refleja el buen momento de la temporada.

Ante la concurrida presencia de turistas que se registra en las playas de Santa Marta, pero especialmente en El Rodadero, el grupo de salvavidas brindan una vigilancia a los bañistas mientras disfrutan del mar.

Gracias a la activa participación de los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Santa Marta se hace un acompañamiento a los ilustres visitantes que por esta época se encuentran gozando de los encantos naturales del destino.

Además, brindan recomendaciones de seguridad a las familias que llegan a la zona de playa con menores de edad solicitándoles no descuidarlos previniendo así situaciones adversas que puedan afectar la tranquilidad de las vacaciones decembrinas.

También hacen hincapié en acatar las normas de seguridad en el mar, no ingresar bajo los efectos del alcohol, respetar las áreas demarcadas con boyas, no nadar en la zona de motos acuáticas y exigir el chaleco salvavidas al subirse a las lanchas, bicicletas marinas o gusanos inflables.

Por su parte los agentes uniformados adscritos a la Policía de Turismo recorren en cuatrimoto la playa, mientras que otros lo hacen caminando, garantizando el trato amable a los turistas y que no se presenten abusos con las tarifas establecidas ni se presenten aglomeraciones.

La presencia de los agentes por la zona activa y de descanso es prenda de garantía en la percepción de seguridad como también de una sana convivencia que permitan el goce pleno de la ciudad a los turistas. La ronda policial ha evitado el hurto a las pertenencias por algún descuido y no se ha presentado pérdida de celulares, billeteras, toallas ni sandalias.

Vale mencionar que los funcionarios del gabinete de la Alcaldía Distrital, así como los representantes de la promotora turística Pro-Rodadero en donde tienen cabida líderes de los carperos y silleteros, mantienen una comunicación constante con las autoridades de Policía, el grupo de salvavidas y el personal de la Armada Nacional que permitan activar sus protocolos ante cualquier eventualidad.

Se mantienen controles en los accesos a las playas, está prohibido el ingreso de vehículos, hay seguimiento especial a los vendedores ambulantes para evitar que la capacidad de carga sea exagerada y se recomienda acatar el horario de cierre de la playa.

Respecto a la ingesta de mariscos, frutos del mar y las denominadas comidas rápidas o de ‘chatarra’, es importante que cada persona verifique las buenas prácticas de manipulación de dichos alimentos antes de su deleite. Recuerde ingerir abundante agua para evitar deshidratación y no abuse con la exposición al sol ya que podría afectar su salud.

El objetivo es poder garantizar a los turistas una estadía tranquila, agradable, placentera y que esas experiencias vividas queden en la memoria con la expectativa de retornar nuevamente.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más