HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¡Se tú, el árbol que brille todo el año!

´Diciembre llegó, llegó´  

De pronto esa será la primera canción que escuchemos hoy. Sonriéremos y nos pondremos nostálgicos seguramente. Diciembre es de muchos contrastes. Tiene alegrías, tristezas, recuerdos, en fin, todos los sentimientos. Hay quienes lo aman, otros prefieren decir que otra época fue mejor. En todo caso llegó diciembre, y desde ya quiero que seas el mejor mes, o más bien, la corona de este año maravilloso que, como todos, ha traído alegrías y tristezas.

¿Quieres ser un arbolito que brille todo el año?  

¿Cómo hacerlo?  

Diciembre es un mes para amar y valorar lo que tienes. Regala amor, valora lo que tienes, besa y abraza a todos los que tengas a tú alrededor. Si no te es posible por esta pandemia, regala una sonrisa y una mirada.

Da lo mejor de ti. Todos los seres humanos tenemos actos y talentos excepcionales. Es el momento para que pintes, escribas, cantes, trabajes y hagas todo aquello que te haga feliz. Estoy seguro que cuando cumplas con ese cometido sentirás una satisfacción enorme. Trasciende y has lo que quiere tú espíritu.

Pide perdón a quien le hayas fallado. A tú mujer, a tú ex novia, a tus padres, amigos hermanos, familiares, etc. A todos aquellos a quienes les hayas fallado pide perdón y enmienda los errores que cometiste.

¡Se feliz! Si, muy fácil decirlo. Algunos dicen que la felicidad es una bendición, otros que es simplemente una conquista. Sea lo uno o lo otro, la felicidad es una decisión. Decide ser feliz con lo que tienes y con quienes puedes hoy.

Regala ternura. La palabra ternura siempre se ha asemejado al amor. Es así como los poetas la han manejado lingüísticamente. Agarra suavemente la mano de tú pareja, dile lo bella que es. A tus padres llévales un bocado de comida a su boca, comparte con ellos y, a tus amigos y familiares, dales un abrazo, ese abrazo fuerte rompe costillas.

Llama a tus amigos. La amistad es sagrada, engrandece el corazón, reconforta el alma. Los amigos son una extensión de tú familia. Comparte con ellos. No cae mal reunirse, así sea virtual por esta pandemia y compartir con ellos.

Ríe a carcajadas. Si, ríe una y mil veces. Por todo lo que te ha ocurrido. Por el momento de rubor que te sucedió, o por aquella aventura que tuviste. Ríe y ríe, sea solo o acompañado.

Ora con fervor. No olvides hacerlo. Conecta tú espíritu con el arquitecto del mundo. No importa qué religión profeses. Orando se apaciguan las penas, se olvida lo que aqueja, y se adquieren energías para seguir viviendo.

Comparte con la naturaleza. El mar, la montaña, los árboles son seres vivos que se conectan con nuestro espíritu. Cada día el ser humano quiere más a la naturaleza. Ella tan abusada recientemente, hoy ha tomado su protagonismo gracias a las arbitrariedades a la cual la hemos sometido. Refúgiate unos días en ella.

Por primera vez en este diciembre, compra estrictamente lo necesario. Dedícate a regalar a los más necesitados. Hazlo según tus posibilidades, y luego de regalar, ama, valora, se feliz, regala ternura, ríe a carcajadas, refúgiate en la naturaleza, llama a tus amigos, y ora con fervor, ya que solo así, estoy seguro, tendrás un arbolito lleno de luces en tú alma no solo este diciembre sino todo el año 2022.

Así que anímate, Bienvenido diciembre, y se TÚ, el árbol que brille todo el año.

¡Nos vemos pronto hasta cuando mis letras lleguen directamente a ti!

*Abogado  

[email protected]  

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más