HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Avalan uso de legítima defensa y fuerza letal por ingreso ilegal a viviendas

El polémico artículo fue aprobado en comisiones primeras conjuntas de Cámara y Senado.  

El Congreso de la República aprobó ayer un polémico artículo incluido en la Ley de seguridad Ciudadana, que tiene mensaje de urgencia del Gobierno de Iván Duque, y que, en plata blanca, legaliza la legítima defensa para cuando se presenten acciones que violenten la propiedad privada.

En efecto, si bien la legítima defensa ya es parte del ordenamiento jurídico colombiano, con esta nueva disposición –que fue avalada en las comisiones primeras conjuntas de Cámara y Senado– se extiende a, por ejemplo, los intentos de robo o ingreso sin previa autorización a la casa de cualquier ciudadano. Incluso, se avala –con matices– llegar hasta el uso de “fuerza letal”.

En el apartado 6.1 del proyecto “por medio de la cual se dictan normas tendientes al fortalecimiento de la seguridad ciudadana y se dictan otras disposiciones”, se le da vida a la expresión jurídica “legítima defensa privilegiada”.

“Se presume también como legítima la defensa que se ejerza para rechazar al extraño que usando maniobras que superen las barreras de la propiedad o mediante violencia penetre o permanezca arbitrariamente en habitación o dependencias inmediatas, propiedad comercial cerrada al público o vehículo ocupado. La fuerza letal se podrá ejercer de forma excepcional para repeler la agresión al derecho propio o ajeno”, dice textualmente lo aprobado.

Y ese agrega en un parágrafo que “en los casos del ejercicio de la legitima defensa privilegiada, la valoración de la defensa se deberá aplicar un estándar de proporcionalidad diferenciado en favor de quién la ejerce”.

Este tipo de normas son avaladas en países como Estados Unidos, pero es algo nuevo para Colombia. De hecho, durante el trámite de este artículo, se escucharon algunas advertencias sobre darle viabilidad a esto cuando los índices de violencia ya son, de por sí, muy altos. Además, se entienden como en una especie de contravía, según los críticos, con medias del propio Gobierno de Iván Duque que le puso tatequieto al uso libre de las armas de fogueo.

La votación fue, en Senado, 11 a favor y solo 2 en Contra. En la Cámara fue 28 por el sí y únicamente 5 por el no.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más