Google
www hoydiariodelmagdalena.com.co

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

HOY DIARIO DEL MAGDALENA
 
DOMINGO 23 DE JULIO DEL 2017
Inicio opiniones Ciudad Regionales Nacion Politica Economicas Internacionales Sociales Deporte Judiciales
JUDICIAL
ERA DE ZAPAYÁN, MAGDALENA
Asesinaron a comerciante
en su apartamento

SAÚL SAMUEL ORTIZ OROZCO, de 42 años de edad y natural de Zapayán, Magdalena, fue hallado muerto en el apartamento donde residía en Bogotá.

El homicidio se registró en un apartamento del barrio Eduardo Santos, en la localidad de Los Mártires, en Bogotá. Allí llegó el comerciante magdalenense  hace cinco años,  con la ilusión de encontrar un mejor futuro.

Luego de varios días sin conocer de su paradero, fue encontrado el cuerpo sin vida de Saúl Samuel Ortiz Orozco, de 42 años, natural de Zapayán,  Magdalena, bajo las sábanas de su propia cama y con el cable de una plancha enrollada en el cuello.

Según la información entregada por las autoridades, el cuerpo estaba rígido y al parecer llevaba varias horas sin vida. El hallazgo lo hizo un vecino del fallecido, quien en vista de que algunas personas habían ido a buscarlo, decidió entrar al apartamento donde este residía, ubicado en el barrio Eduardo Santos, en la localidad de Los Mártires, en Bogotá.

Se supo también, que desde el lunes pasado, la víctima se encontraba desaparecida. No había ido a su trabajo desde la semana anterior, y tampoco había llamado a su esposa para reportarse.

EL HALLAZGO

Hasta el jueves en horas de la tarde, que un vecino decidió entrar al apartamento de Saúl Ortiz, para buscar información que aportara a su ubicación, debido a que constantemente personas lo habían llamado a preguntarle por el paradero de él.

 “Mi primo apareció muerto en el apartamento. Al parecer, lo ahorcaron con un cable de la plancha. La Fiscalía está investigando este caso, porque es muy extraño”, alcanzó a relatar Jair Orozco, primo de la víctima.

‘Saulito’,  como era conocido popularmente, se desempeñaba como comerciante en una empresa de venta y compra de divisas de una compañía venezolana. Además de eso, era estudiante de arquitectura en la ciudad de Barranquilla, aunque tuvo que congelar su semestre para buscar nuevos horizontes en la capital del país.

LO QUE DICEN LAS AUTORIDADES

Según las declaraciones dadas por las autoridades, al parecer se pudo tratar de un robo, debido a que entre sus pertenencias le faltaba su celular, una computadora portátil y un dinero que tenía ahorrado. Sin embargo, tampoco descartan la hipótesis que haya sido por asuntos pasionales, o ajuste de cuentas.